Kata Niseishi

KATA NISEISHI

Introducción.

         Debido a que en el periodo histórico al que aquí hacemos referencia, y a las características concretas del tema que tratamos (Artes Marciales), hemos de indicar sobre las informaciones históricas, que la utilización del adverbio “posiblemente” debe ser antepuesto a muchas de las afirmaciones que aquí presentamos.

         Esto es debido al hecho de existir poca documentación escrita, siendo lo normal la transmisión de los conocimientos a través de la vía oral, de Maestros hacia alumno.  Al mismo tiempo que se intentaba magnificar estos conocimientos haciéndoles parecer más antiguos y más cercanos a las raíces.

         También otra tónica en esta transmisión, era la de intentar separar y ocultar las raíces chinas de este Arte, en una exaltación del nacionalismo okinawense y japonés.

         Es por ello que algunos datos que se aportan, son los considerados como los más seguros al coincidir distintos autores en su aseveración, no siendo por ello necesariamente los reales, por ello debemos dejar una puerta abierta, a distintas posturas e ideas que pueden contradecir lo que aquí exponemos.

Origen del kata Niseishi.

         Kata enseñada por el Maestro Ryuruko, a su vez se considera introductor de la misma al Maestro Seisho Aragaki, el cual entrenó con él desarrollando sus enseñanzas dentro del sistema llamado Naha-te (o Shorei-Ryu).  Se da la particularidad que este Kata se practica en los estilos derivados del Shuri-te, siendo el Ryuei-Ryu del Maestro Kenzato Nakaima (alumno también del Maestro Ryuruko) el único estilo de Naha-te donde se practica este Kata.

         La simbología del Kata recuerda a un arroyo o a una fuente donde el agua fluye incansable, generando poder y fuerza, aunque la designación del nombre corresponde al número de pasos que se realizan en este Kata.

         El origen del nombre de Niseishi, proviene de los puntos vitales existentes en el cuerpo, según la medicina tradicional china.  De la disciplina del daoista Feng Yiyuan que empleaba ataques a treinta y seis puntos del cuerpo.  Zhan Zhuanyi era un alumno prodigio de Feng, del que se dice que incrementó el número de posibles dianas hasta setenta y dos.  En la época en que se estableció la Escuela Shaolin del Sur, el número de puntos vitales se había incrementado hasta 108 y los ermitaños de Shaolin empleaban un nombre especial para describir cada una de las técnicas.

         Para mantener una salud robusta y memorizar los procedimientos defensivos y los puntos vitales correspondientes, se unieron posturas continuas de ataque (completadas con nombres individuales para identificar cada ataque) con el fin de formar nuevas series de ejercicios (quan) y se les dieron nombres tales como Seisan (Trece), Seipai (Dieciocho), NISEISHI (Veinticuatro), Nepai o Nipaipo (Veintiocho), Sanseiru (Treinta y seis), Ueseishi o Gojushiho (Cincuenta y cuatro), Peichurrin o Suparimpei (Ciento ocho).  Algunas de estas series sirvieron de base para desarrollar nuevos estilos alternativos en Fujian.

         Gichin Funakoshi incluiría en su escuela este Kata cambiándole el nombre para darle una connotación más japonesa: NIJU SHI (24) JO (Pasos), y de acuerdo con los cambios que ya había introducido en otros Katas.

Características.

         De las técnicas más características está la gran variedad de ellas de mano abierta, tanto en defensa como en ataque.  Empleando defensas claramente diferenciadas: paradas deslizando, bloqueos con agarres, paradas envolventes, etc.  Todas ellas contribuyendo al control del adversario.

         En este Kata se trabajan todas las direcciones, como en un campo abierto, hay giros cortos y muy rápidos o giros grandes y muy lentos.  Los desplazamientos son lineales y sus posiciones son sólidas y amplias, sus técnicas son eficaces y contundentes.

         Su duración es de 45 segundos aproximadamente, tiene 24 pasos y 31 movimientos.

Aragaki Seisho (1840-1918) también es conocido con los apodos de Aragaki Maya (Maya = El gato), Argaki Ou (Ou = Hombre viejo en término respetuosos en Okinawa y Japón) y Aragaki Kamedeunchu (Kamade = Mano segadora; Unchu = Nombre del kata Unshu).  Nació en Kumemura, localidad próxima a Naha.  El único documento gráfico que se conserva de la imagen del Maestro es el bosquejo hecho a mano que aquí presentamos.

         Fue precisamente en la localidad de Kamemura, donde se sitúa un núcleo especialmente trascendente en el desarrollo del Karate, al ser el lugar de llegada y residencia, hacia el siglo XIV, de un nutrido grupo de artesanos, comerciantes y artistas chinos conocidos históricamente como las “36 familias”, que debieron contribuir en la difusión del gongfu por las islas Ryukyu.

         El Maestro Aragaki ostentó el título de “Chikudun Peichin”, el cual es un título semejante a “samurai”, concedido a los funcionarios de la corte okinawense.  Su trabajo de intérprete en dicha corte le obligaría, en numerosas ocasiones, a viajar a china para efectuar su labor.

         Parece demostrado que Aragaki era un prestigioso Maestro, lo que contribuyó sin duda alguna, a que los estudiosos de los sistemas de lucha okinawense estuvieran interesados en aprender con él.  Entre sus discípulos más famosos se cuentan: Kanryo Higaonna, Gichin Funakoshi, Mabuni Kenwa, Uechi Kanbum, Tsuyoshi Chitose.

         Aragaki tenía fama de ser un Maestro severo y exigente.  Su sistema consistía, básicamente, en la repetición exhaustiva del Kata, siendo reacio a enseñar muchos de ellos; como ejemplo el ya citado Maestro Chitose, cuenta que durante el tiempo que estuvo con Aragaki, su primer Kata Seisan, lo trabajó durante siete años.

         Entre los Maestros con quienes entrenó Aragaki y de los cuales recibió enseñanzas podemos citar a Ryuruko (señalado anteriormente) y principalmente Wai Xinxian, este último impartía clase en la ciudad de Fuzhou, en la provincia de Fukien, lugar que existe constancia de las múltiples visitas del Maestro Aragaki.

         El Maestro Wai Xinxian enseñaba gongfuXingyi” y también era instructor del sistema de lucha gongfu “Puño del Monje” (también llamado Luohan Quan o Arhat), de este sistema más adelante haremos unas breves reseñas para su conocimiento.

         Aragaki también era un magnífico Maestro de las armas okinawenses, siendo discípulo suyo el Maestro Kenwa Mabuni.  Dejó tras de sí varios Katas de Bo y de Sai, incluyendo Aragaki-No-Kun, Aragaki-No-Sai y Sesoku-No-Kun, que contienen unas doscientas técnicas contra espada.  Quienes los conocen dicen de ellos que son Katas de singular belleza, conformadas por un número de técnicas superior a lo que era frecuente en aquella época.

         Unshu, Niseishi y Sochin son tres Katas que el Maestro Kenwa Mabuni aprendió de Aragaki Seisho, y que eligió para introducirlos dentro del conjunto de Katas Shito-Ryu.  Pero el Maestro Aragaki no enseñaba tan sólo estos katas, sabemos que también trabajaba y enseñaba otras como Sanchin, Seisan o Shihohai.

Características de los estilos del Maestro Aragaki.

         A continuación haremos unas reseñas sobre los estilos que practicó el Maestro Aragaki, esto es fundamental para el conocimiento del kata Niseishi, ya que nos permite conocer el porqué de ciertos movimientos y sus aplicaciones.  Comenzaremos por el sistema, en el cual se supone comenzó su entrenamiento, el sistema de lucha chino Gongfu “Puño del Monje”, para pasar a la descripción del estilo que trabajó ya en Okinawa, el Naha-te.

Puño del Monje (Luohan Quan o método Arhat).

         No existe duda alguna de que el sistema de lucha del “Puño del Monje” ha sido precursor de muchas otras disciplinas civiles de lucha, o sirvió para influir en su desarrollo.

         El Luohan Quan, que se basa en los primitivos ejercicios indios introducidos por el monje misionero budista Bodhidharma en el monasterio Shaolín, se fundamenta en veinticuatro técnicas defensivas y ofensivas contenidas en dieciocho ejercicios de combate cultivados y practicados por los monjes de Shaolín.  El sistema del Puño del Monje hace hincapié en el desarrollo de la fuerza física, de los nudillos y antebrazos.

         El entrenamiento básico se centra en el cultivo del qi y de la fuerza mediante entrenamientos en las posturas del reloj de arena (saam chien) y del caballo.  Además de favorecer la salud corporal y de proteger contra la enfermedad, el gongfu “Puño del Monje” cuenta con seis quan que se especializan en la percusión de puntos vitales con el puño, dos para golpear con las palmas, una para emplear los codos, cuatro quan para maniobras de pies y piernas y cinco quan de lucha cuerpo a cuerpo.  Con el paso de las generaciones, otras nueve series de ejercicios evolucionaron a partir de las dieciocho quan originales, hasta formar un total de veintisiete, que más tarde se dividieron en dos, hasta constituir cincuenta y cuatro técnicas independientes.  Se requería de los discípulos que dominaran la aplicación de estas cincuenta y cuatro técnicas por ambos lados, lo que hacía un total de 108 técnicas.

         Los practicantes del método Arhat esconden sus intenciones en sus quan, pero son expertos en golpes a los puntos vitales, dislocación de articulaciones, lucha cuerpo a cuerpo, estrangulaciones y ejercicios respiratorios, y aprenden otros temas relacionados, entre los que se incluyen fitoterapia y derribo, y el modo de golpear los treinta y seis puntos vitales.

         Al contener una infinita variedad de destrezas extraordinarias, el sistema de lucha del “Puño del Monje” comparte muchas similitudes con la tradición de la “Grulla Blanca”, no hemos de olvidar que este sistema es hijo del anterior.

         Usando principios geométricos de movimiento, sencillos pero inteligentes, el sistema de lucha del “Puño del Monje” no deja puntos débiles en su aplicación defensiva.  Su formidable arsenal de técnicas defensivas y ofensivas puede ser fácilmente empleado en estructuras lineales y circulares en una amplia gama de direcciones y alturas.

         Mejorando su aplicación, este sistema de lucha, también emplea los principios de duro y blando.  Evasivas y flexibles, las aplicaciones defensivas del sistema se complementan con su capacidad ofensiva de carácter marcadamente agresivo.

         El carácter escurridizo del sistema de lucha del “Puño del Monje” incorpora todo el engaño de un espejismo, mientras sus maniobras de salto están pensadas para ejecutarse con una rapidez extrema.

         Consejo: Si fueses atacado por una fuerza superior, asegúrate de no desesperarte nunca.  El entrenamiento continuo cultiva una calma interior que mejora la propia capacidad instintiva hacer frente a cualquier ofensiva.  Los ataque lineales se neutralizan desde un ángulo, mientras que los ataques angulares se repelen en línea recta. Esta es una práctica fundamental empleada por los practicantes del sistema del “Puño del Monje” y una práctica que todos deberíamos dominar.

         Uno de los principales Maestros de este sistema de lucha, fue Fang Zhonggong, cuya hija y discípula Fang Qiniang fue la creadora del sistema de lucha conocido como “Grulla Blanca”.

         El sistema Arhat usa los quan Saam Chien , Seisan, Jutte, Seipai, Ueseishi (Gojushiho) y Peichurrin (Suparimpei).

Estilo Naha-Te (Ryu Kyu)

         De los tres estilos o sistemas de lucha significativos de aquella época en las islas Ryu Kyu (Shuri-te, Naha-te y Tomari-te), el Naha-te era el estilo que más fue influenciado por los sistemas “internos” chinos y el que menos contacto había tenido con la tradición de Shaolín.

         Este estilo a diferencia del desarrollado en Shuri, un sistema este más fluido y dinámico, hacía especial hincapié en un sistema de entrenamiento más contraído, de técnicas basadas en la concentración muscular y respiratoria.  Esta forma de trabajo provenía esencialmente de las escuelas del sur de China (Nanpa) siendo los estilos más importantes de esta zona Taykyokuden, Pakua, Nei Chia,… por citar algunos.

         Haciendo un poco de historia, podemos ver la introducción de este arte en las Ryu Kyu, con la llegada de las “Treinta y seis familias” (conocidas también como Bin Yin), que en el año 1392, procedentes de Fukien, en la China gobernada por la dinastía Ming, se instalaron en la zona de Naha, donde construyeron un pueblo que se llamó Kume o Kuminda.  Sus descendientes desempeñaron en el futuro cargos oficiales como mensajeros o funcionarios del comercio exterior.  Con la llegada de la restauración Meiji decayeron socialmente.  Cuando llegaron eran un grupo de artesanos que no pertenecían a las castas superiores chinas.  Desde este momento y hasta la invasión de la isla por el clan Satsuma, en la ciudad de Kume no se registra ninguna huella de la práctica de artes marciales.  Pero desde fines del siglo XVIII, coincidiendo con el cambio de dinastía en China, se sabe que viajaron allí con frecuencia y que muchos de ellos aprendieron Kempo de la escuela del sur.

         El To-de se presentó ante el público con ocasión de la ceremonia de recepción del zappushi (especie de embajador chino) que se celebró en 1867.  Gracias al Kempo que habían aprendido en China fueron capaces de dotar de un carácter diferente al Kempo que se practicaba tradicionalmente ne la isla.  De este modo, tras la restauración Meiji, apareció Naha-Te.

         Los Maestros de To-de que vivieron en Naha desde el momento de aquella ceremonia hasta la llegada de la restauración Meiji fueron:

         Se considera al Maestro Kanryo Higaonna como el refundador del Naha-Te, ya que este desenvolvió el sistema cuyo principal objetivo era el desarrollo físico a través, fundamentalmente, de ejercicios contraídos de respiración, lo que hoy conocemos como Ibuki.

         El Maestro Higaonna tuvo importantes alumnos, entre lo que destacamos a Toyama, Gusukuma, Meitoku Yagi, Motoda, Shiroma, Kiyoda, Kenwa Mabuni (fundador del estilo Shito-Ryu) y principalmente Chojun Miyagi, fundador del estilo Goju-Ryu, principal exponente del sistema de Naha-Te hoy en día.

Contexto histórico en el Japón de Aragaki.

         En 1603, Ieyasu Tokugawa, tras vencer a los seguidores fieles de Hideyori en la batalla de Sekigahara en el 1600, fue designado Shogun por el Emperador de Japón.  Entonces estableció su gobierno en Edo (Tokio).  En un corto periodo de tiempo, Edo se convirtió en la ciudad más grande de Japón y experimentó un desarrollo cultural, económico y político muy grande.

         Los Tokigawa continuaron de generación en generación gobernando Japón con el título de Shogun por 250 años más.

         En 1614, Ieyasu suspendió el control y persecución del Cristianismo.  Él estableció relaciones comerciales con el exterior, en especial con los holandeses y los ingleses.  Las confiscaciones de tierra realizadas después de la batalla de Sekigahara, la familia Tokugawa pasó a controlar la cuarta parte de la tierra del país, convirtiéndola en la más rica de Japón bien de forma directa o a través de sus vasallos inmediatos.

         En 1615, después de la destrucción del Clan Toyotomi, Ieyasu capturó el Castillo de Osaka, él y sus sucesores no tenían prácticamente ningún rival más y la paz prevaleció a través del periodo de Edo.  Por lo tanto, los guerreros Samurai ya no tenían porqué luchar, entonces se educaban en Artes Marciales (Budo), en literatura, filosofía, arte y cultura de todo Japón.

         En 1633, el Shogun Iemitsu prohibió viajar al extranjero y aisló casi totalmente Japón en el 1639, reduciendo los contactos con el mundo exterior y cortando las relaciones comerciales de igual manera.  También prohibió toda la literatura referente a lo extranjero.

         Durante los dos siglos siguientes las formas del feudalismo se mantuvieron estáticas.  El bushido, el código de los guerreros feudales, se convirtió en el estandarte de la conducta para los grandes señores y la clase acomodada de los Samurai que actuaron como sus partidarios y administradores.  Un sistema terminante de cuatro clases existió durante el período de Edo: en la tapa de la jerarquía social estaba primero el Samurai, seguido por los campesinos, artesanos y luego comerciantes.

         Aunque el gobierno de Tokugawa había sido estable varios siglos, su posición declinaba constantemente por varias razones: Un empeoramiento constante de la situación financiera del gobierno condujo a impuestos más altos y a alborotos entre la población de los granjeros.  Muchos Samurai también estaban en contra de esto, formando grupos especiales que estaban en contra del gobierno.  Esto comenzó a indicar el inevitable colapso del rígido feudalismo.

En el final del décimo octavo siglo, la presión externa comenzó a ser una acción cada vez más importante, cuando los rusos primero intentaron establecer los contactos comerciales con Japón sin éxito.  Luego fueron seguidos por otras naciones europeas y los americanos en el siglo XIX bajo la presencia del Comodoro Perry en 1853 con sus barcos forzó a los Tokugawa a abrir el comercio exterior, aunque éste fue limitado.

         Todos los factores combinados y las sensaciones del contra-gobierno causaron otros movimientos tales como la demanda para la restauración del poder imperial.  No obstante, inmediatamente se desarrolló un sentimiento contra los extranjeros y los ataques a los comerciantes foráneos empezaron a ser comunes en la década del 1860.  Con el apoyo del emperador que residía en Kioto, iniciaron ataques militares y navales a los barcos extranjeros parados en los puertos japoneses; los intentos del Shogunado para contenerlos fueron inútiles, pero este movimiento fue sofocado por la propia reacción occidental, que en 1864 bombardeó Shimonoseki como represalia.

         Mucha gente, sin embargo, pronto comenzó a reconocer las grandes ventajas de las naciones occidentales, militarmente y en la ciencia, dando esto una favorecida apertura completa al mundo.  Finalmente, también los conservadores reconocieron este hecho después de ser enfrentado con los buques de guerra occidentales en varios incidentes.

         En 1867-68, el gobierno de Tokugawa bajó el Shogun Tokugawa Yoshinobu, debido a la presión política, dejó el poder al Emperador Meiji, proclamando la restauración imperial.

         Tras la revolución Meiji y la caida de la era Tokugawa, el Emperador Meiji fue movido desde Kyoto a Tokio, siendo esta nombrada como capital.  El joven emperador, Mutsuhito, recuperó la posición de verdadero dirigente del gobierno y adoptó el nombre de Meiji Tenno (“Gobierno Ilustrado”) para designar su reinado.

         Este nuevo gobierno apuntó hacer de Japón un estado “democrático”, dando igualdad a toda su gente.  Los límites entre las clases sociales que se habían formado en la era de Tokugawa fueron analizados y reestructurados.  En primer caso los Samurai era los que más cosas perdían.  De esas reformas sociales perdieron todos sus privilegios.  Los señores feudales que habían recibido tierras y poderes en la era de Tokugawa, debieron devolver todo paulatinamente al gobierno actual.  Las reformas en 1873 también incluyeron el establecimiento de derechos humanos tales como la libertad religiosa.

         El Sistema educativo fue reformado.  Entre esas reformas estaba la introducción de la educación obligatoria.  Para transformar la economía agraria que había dominado en la era Tokugawa, enviaron muchos eruditos japoneses al extranjero para estudiar ciencia y lenguas occidentales.  Por medio de grandes inversiones gubernamentales las redes del transporte y de comunicaciones fueron mejoradas.

         Los conflictos de intereses en Corea entre China y Japón condujeron a la guerra en 1894-95.  Japón derrotó a China.

         En 1904-05, nacen nuevos conflictos de intereses en Corea y Manchuria (en el sur de Dongei Pingyuan) esta vez entre Rusia y Japón.  El resentimiento contra Rusia era elevado, ya que este país había sido la causa principal por la que Japón perdió la península de Liao-dong después de la guerra con China.  Estos conflictos condujeron a la guerra Ruso-Japonesa.

         Los dos países firmaron un tratado en 1898, que garantizaba la independencia de Corea.  Además Rusia reconoció la presencia de Japón en Corea, sujeta rápidamente a la hegemonía japonesa.  En 1910 Japón se anexionó a Corea y la denominó Chosen.

         En Japón, los éxitos de la guerra causaron nacionalismo al aumento aún más, y otras naciones asiáticas también comenzaron a desarrollar confianza.

         El Emperador Meiji falleció en 1912 y le sucedió el Emperador Taisho.

 

Bibliografía consultada.

- “El Maestro Chooki Motobu y el Karate de Okinawa”.  Kohaku Iwai, Editorial Miraguano S.A. Ediciones.

-  “Bubishi, la Biblia del Karate”, Patrick McCarthy, Ediciones Tutor S.A.

-  “Karate, mucho más que un deporte”, Salvador Herrainz, Editorial Film Ideal 2000, S.L.

-  Consultas en páginas de internet.

 

Realizado por Eloy Madueño, Daniel Amat y Juan Manuel Amat.
Coordinación: Francisco Camarena.
Asociación Española Shito-Ryu Karate-Do Genbu-Kai.

Volver