El kumite: estrategia en las competiciones por equipos

EL KUMITE: ESTRATEGIA EN LAS COMPETICIONES POR EQUIPOS

Dentro de lo que es el karate de competición, una de las facetas más interesantes es la modalidad por equipos, ya que despierta un interés y una pasión por encima siempre de la modalidad de carácter individual.

En el kumite por equipos masculino combaten cinco competidores, mientras que en el femenino lo hacen solamente tres. En los dos casos cada combate ganado vale por un punto.

Así como en la competición de kumite individual hay que buscar en todos los combates para poder continuar adelante, en el kumite por equipos un combate nulo, a veces, puede representar una victoria importante. Esto quiere decir que hay un mayor abanico de posibilidades a contemplar y consecuentemente unas mayores posibilidades de actuación. Es lo que se conoce con el nombre de estrategia.

La estrategia va a desempeñar un papel importantísimo en el kumite de equipos máxime cuando la igualdad sea manifiesta y se compita a un nivel alto.

La tendencia generalizada de casi todos los equipos es pertrercharse de competidores de pesos altos con mucha envergadura, puesto que no existen categorías. Lo que hace que el kumite por equipos sea uno de los sistemas de competición más duros.

El retrato robot corresponde al de unos competidores técnica y tácticamente completos y con recursos capaces de desempeñar un papel ofensivo o defensivo con la misma efectividad dependiendo de las circunstancias del momento. Lógicamente cada uno tendrá unas características definidas y particulares de enfocar el combate que harán que domine de forma especial algún aspecto del mismo. Habrá competidores que prefieran llevar la iniciativa y otros que no; los habrá que prefieran trabajar a la contra en vez de al ataque; los habrá que prefieran emplear las técnicas de pierna en vez de las de puño, etc. Pero a pesar de todo el competidor de equipo ha de saber adaptarse a todas las situaciones.

En el aspecto psicológico un factor importante es el de la compenetración entre los miembros del equipo.

Cada uno debe tener total confianza en los demás y a la vez sentirse arropado por ellos. La falta de este factor hace que muchas veces un equipo no rinda de acuerdo a sus posibilidades reales.

Hay veces que uno tendrá que sacrificarse en bien del equipo haciendo algún papel en concreto que no vaya con él, pero no por ello deberá perder interés ni dejará de hacer lo posible porque el equipo salga adelante.

ESTRATEGIA DEL KUMITE POR EQUIPOS

La estrategia del kumite por equipos va a depender fundamentalmente de dos factores: 1.º Del grado de homogeneidad y de las características de los competidores. 2.º De las características del equipo contrario.

1.º El grado de homogeneidad va a ser importante para el orden de los competidores, puesto que en un equipo con cinco hombres fuertes el factor "orden" no tiene la misma importancia que si el equipo lo forman tres competidores fuertes y dos "flojos" o dos competidores fuertes y tres "flojos". En consecuencia y considerando lo anterior, la táctica a seguir y el orden de los competidores en un equipo con los cinco competidores fuertes estará en dependencia, principalmente, de las características de los mismos. Hay que distinguir entre competidores de ataque fundamentalmente competidores de contra y polivalentes. Los competidos de ataque deben asumir la iniciativa y buscar casi siempre la victoria. Los competidores de contra deben estar estratégicamente situados y pueden buscar el combate nulo. Los competidores polivalentes pueden desempeñar cualquier función: la de ganar, si es que hay obligación de ello, o bien la de hacer un trabajo de contra si la situación requiere no arriesgar demasiado.

2.º En un equipo con algún competidor "flojo" la estrategia dependerá más del equipo contrario que del propio. Debemos intentar darle utilidad a este competidor buscándole el lugar más apropiado para su victoria o nulo, o bien "sacrificándolo" enfrentándolo al más difícil del equipo contrario.

ORDEN DE LOS COMPETIDORES

Paara encontrar un buen acomodo a los competidores dentro del equipo hay que saber valorar en su justa medida cada uno de los cinco números. Huelga decir que los cinco son importantes, pero dentro de ellos existen ciertas matizaciones:

- Normalmente el número 1 es un puesto de bastante responsabilidad, puesto que de él depende el desarrollo de los combates posteriore. Psicológicamente es también muy importante, puesto que una victoria rotunda del número 1 levanta la moral del equipo, así como una derrota demoledora la puede hundir.

- El número 2 tiene como misión el igualar la eliminatoria, si que el número 1 ha perdido, o bien mantener la ventaja, si es que ha ganado. cuando la eliminatoria vaya a favor, tendrá opción a un combate cómodo, sin arriesgar o bien si la eliminatoria va en contra tendrá que sacrificarse al máximo para poder igualarlo.

- el número 3 es un puesto clave. Debe ocuparlo un competidor bastante seguro que pueda garantizar una victoria en el supuesto de que los dos anteriores se hayan perdido, puesto que de lo contrario la eliminatoria se daría por concluida. en caso contrario puede sentenciarla definitivamenta a nuestro favor.

- El número 4 es un puesto cuya labor está en función de lo que haya pasado en los combates anteriores. En unos casos con una victoria podemos igualar la eliminatoria y en otros, tal vez, con un nulo nos baste para asegurarla o zanjarla definitivamente.

- Por último el número 5 debe ocuparlo un competidor resolutivo capaz de todo y con experiencia. a lo largo de toda la eliminatoria se van sucediendo resultados diversos, así como una diferencia de Wazaris a favor o en contra. El número 5 es el encargado de limar esas diferencias si es que son en contra o de mantenerlas en caso contrario. Es un puesto de bastante responsabilidad, porque es bastante frecuente que las eliminatorias se decidan ahí, por eso debemos pensar colocar un competidor que pueda remontar cuatro o cinco Wasaris, si hace falta.

Lo anteriormente expuesto puede responder a un esquema en plan general de lo que es el combate por equipos. Lógicamente, según las circunstancias, este esquema puede variar en base a muchos factores como pueden ser: naturaleza de los competidores; calidad del equipo contrario; mentalidad del cosch; lesiones, etc.

Vamos a exponer una serie de situaciones que pueden hacer variar el esquema anterior.

A) Supongamos que en nuestro equipo existen dos elementos con poca experiencia y pocas probabilidades de éxito. En este caso podríamos plantearlo de la siguiente forma: primero averiguar los puntos débiles del equipo contrario y segundo plantear el encuentro intentando ganar los otros tres combates, ordenándolos de forma adecuada. Incluso podemos intentar sorprender colocando los tres primeros.

B) Supongamos ahora que en equipo tengamos un competidor flojo y los otros cuatro sean de buen nivel. En este caso tenemos dos opciones claras: Primero, si en el otro equipo existiese algún competidor especialmente brillante ymuy difícil de batir por cualquiera de nuestros competidores podríamos intentar que coincidiese con nuestro competidor más flojo, asegurando así la victoria de los otros cuatro.

Segundo, si en el otro equipo existiese algún elemento igualmente flojo, podríamos intentar que coincidiese con él si consideramos que es interesante disputar ese punto también.

C) Por último, supongamos que tengamos tres competidores flojos y dos fuertes. En este caso es importantísimo asegurar los dos combates de nuestros mejores elementos, con la mayor diferencia de Wazaris posible, para intentar que uno de los otros tres elementos más flojos pueda forzar una victoria o un nulo y apuntarnos la eliminatoria por diferencias de Wazaris.

Todos estos ejemplos no dejan de ser más que unos pocos dentro de la amplitud de posibilidades de actuación que existen. Como he dicho antes, pueden existir muchísimos planteamientos en cada encuentro y solamente después de ver el resultado podremos juzgar si ha sido acertado el planteamiento elegido. Por todo ello el kumite por equipos llega a resultar apasionante y mucho más interesante que el kumite individual y solamente la experiencia resultará ser la mejor consejera.

 

Autor: ANTONIO MARTÍNEZ AMILLO

Publicado: KARATEKA

Página principal

Busca en éste Portal

   powered byFreefind