Mujeres y hombres

Mujeres y hombres, diferentes ante el calor

El Instituto Gatorade de las Ciencias del Deporte resume las diferencias ante el calor y la práctica de ejercicio entre hombres y mujeres.

A grandes rasgos los hombres y mujeres son similares en cuanto a la habilidad para practicar ejercicio, pero existen algunas diferencias en las estrategias para eliminar el calor que se produce con el ejercicio:

Sudoración

Las mujeres tienen más glándulas del sudor por superficie de piel, pero cada una de ellas produce menos sudor que las de los hombres. Las mujeres comienzan a sudar más tarde y producen menos sudor para una misma intensidad y duración de ejercicio.

 

Evaporación

A pesar de que las mujeres sudan menos y comienzan a sudar más tarde durante el ejercicio, consiguen librarse del calor igual que los hombres gracias a que aumentan el flujo de sangre a la piel y liberan ese calor por convección. Así, las mujeres ahorran agua corporal y se deshidratan algo menos que los hombres. Esto no significa que no deban rehidratarse.

Cociente superficie - masa corporal

Las mujeres, por regla general, son menos robustas que los hombres, lo cual facilita la eliminación de calor.

Menstruación

Durante los días 15 al 28 del ciclo menstrual, la temperatura corporal se incrementa unos 0,4 ºC. Además, durante esta fase se requiere más calor interno para comenzar a sudar. Durante esta fase, es importante prevenir a las deportistas de las enfermedades por calor hidratándolas y enseñarlas a enfriarse tras los entrenamientos.

 

Composición corporal

La capa de grasa bajo la piel actúa de aislante y dificulta la eliminación del calor que se produce durante el ejercicio. Las mujeres tienen más masa grasa subcutánea que los hombres del mismo nivel de forma física. Esto implica que las mujeres tienen algo más difícil la eliminación del calor, sobre todo cuanto más grasa corporal se acumule.

En resumen, las mujeres tienen ciertas ventajas para disipar calor como son la mejor evaporación y el cociente superficie-masa, y ciertos inconvenientes como son el ciclo menstrual y la grasa corporal. Es fundamental que durante la práctica del ejercicio y en períodos de máximo calor tanto las mujeres como los hombres beban líquidos de manera continuada para no sufrir procesos de deshidratación.

Autor: Ricardo Mora, Fisiólogo del ejercicio y asesor científico del Instituto Gatorade de las Ciencias del Deporte (GSSI)

Publicado: Active Training, revista oficial de la federación española de aeróbic, núm.10 septiembre-diciembre 2003

Este informe esta basado en: "Exercise Physiology, 4ª Edición de W.D. McArdle, F.I. Katch y, V.L. Katch".

Para más información: Fleishman Hillard Spain. Telf: 91 576 06 21. martinp@fleishman.es. lianos@fleishman.es.

Volver