MUAY-THAI, LA DINAMITA DE TAILANDIA

La patada zumba en el aire antes de que aterrice estrellándose contra el blanco y produciendo un ruido..., ¡¡¡WHAP!!!

Sujetar los "tai paos" para un boxeador de Thai es una experiencia que no se olvida fácilmente incluso aunque uno tome una postura baja, muy estable, etc..., después de que la patada se estrelle en los "paos" nuestros pies se habrán movido sobre medio metro hacia atrás. Aunque el aparato absorbe la mayoría de la fuerza del golpe, una gran cantidad de energía pasa a través de él y llega a producir un "shock" en los órganos internos, dando una sensación no muy confortable, precisamente.

Swihp-whap, swihp-whap es el sonido que producen las patadas que hacen cambiar la expresión de la cara del "partner" que sujeta los "paos". Su cabeza se tambalea de un lado a otro cuando el golpe hace impacto. El sonido de una fuerte exhalación siguió inmediatamente por el golpe se hacen cada vez más intensos. Es un sonido que se puede oír incluso fuera de la habitación de entrenamiento.

No hay manera humana de que una persona pueda recibir una patada así con toda su fuerza por un "Thai Bóxer" y permanecer inmóvil, y sin una grave lesión, de la misma manera que no se puede aguantar una bola de cañón en el cuerpo y salir ileso. Este tipo de patadas son imposibles de bloquear, pues los huesos de los brazos no pueden resistir semejante impacto. Muchas veces en un combate, en un ring han "intentado" bloquear este golpe con los brazos y el resultado ha sido desastroso. el impacto ha destrozado los brazos y éstos han golpeado la cabeza, dejando KO completamente al desafortunado luchador.

Bloquear la patada puede romper los antebrazos. No bloquearla... te puede arrancar la cabeza literalmente.

La experiencia y el sentido común, tal vez nos dicten que es imposible patear así de fuerte. Todos sabemos que se ha exagerado muchas cosas en el mundo de las artes marciales. El ser humano tiene sentido común y se puede llegar a conocer los límites del cuerpo humano. Por otro lado, aquellas personas que llevamos muchos años en las artes no somos fácilmente impresionables ni nos creemos todo a primera vista.

Personalmente puedo decir que Ud., el lector, se olvide de todo esto. La verdad es que "hay que sentirlo para creerlo". Es muy difícil comunicar y expresar en un papel el grado de potencia que hay detrás de una patada así. Ud. es libre de reservarse su opinión... y de permanecer dudoso. Habiendo sujetado los "paos" para Chai Sirisute, presidente de la Asociación de Thai Boxing de América, puedo decir que su patada es bastante peor que la coz de un caballo. Te tiembla el cuerpo de la cabeza a los pies... pero, repito, que Ud. tiene derecho a dudar. Cuando tenga una oportunidad, vea a peleadores Thai. Sujete los "Thai paos" para alguno experto en el arte. Sólo una vez... nada más, y deje que su cuerpo le diga si lo que estoy escribiendo aquí es cierto o no. Posiblemente la frase que pase por su cabeza será: "Estos chicos pegan fuerte de verdad".

¿Cómo desarrollan los boxeadores Thai esta cantidad de potencia? ¿Cuáles son los principios que, aparentemente, hacen dudar de las leyes físicas?... ¿Tienen algo en su estilo que no poseen los demás? Un análisis del contexto histórico cubrirá una pequeña parte de la respuesta.

"Todas las artes vienen del mismo lugar", nos dice Chai Sirisute. "Vienen del Nepal en el Tíbet. De allí fueron a China y se extendieron". Según la Historia, los tailandeses trajeron con ellos el conocimiento de las artes marciales chinas cuando tuvieron que emigrar de la China central con el fin de evitar una serie de conflictos con la gente de allí. La cultura Thai se ha desarrollado de forma diferente desde entonces. Igualmente, han creado o evolucionado su propio sistema de lucha, la ciencia del "Muay Thai" (Thai Boxing).

El arte del "Muay Thai" fue primeramente un arte de guerra, luego un método de defensa personal y, posteriormente, ha llegado a ser un deporte. Aunque los datos específicos de la evolución del arte se han perdido a través de la Historia, se tienen informes fidedignos de que el combate "Thai" data de los años 1700 e incluso antes. Aquí es donde radica una parte pequeña de la cuestión de la pegada de los "thai boxers".

El Thai Boxing, que no tiene nada que ver con el Kick Boxing, aunque la creencia popular es que son lo mismo, ha sido un deporte profesional por muchísimos años,... y aún lo es. Los luchadores son estrictamente profesionales. Este no es un arte que pasa a través de los años y es sagrado, demasiado valioso y precioso para alterarlo sólo un poquito. Muay Thai es un deporte de combate, y los participantes luchan por dinero, tal y como lo hacen los boxeadores occidentales. Su única preocupación es generar una potencia destructiva y unas tácticas que les permitan aplicar un golpe definitivo con la fuerza ya mencionada. No practican formas o cosas similares. En lugar de esto, corren, pegan al saco, a los "thai paos", combaten etc...

De forma contraria a la creencia más generalizada, los peleadores Thai no se pasan su vida pateando los árboles de caña (banana). Según "Chai", los boxeadores Thai golpean un saco lleno de arena utilizando sus espinillas como parte de contacto. Estas, las espinillas, son una de las principales armas de golpeo. Por otro lado, como en nuestros días los boxeadores Thai utilizan guantes de forma similar a los boxeadores occidentales, no es necesario acondicionar la mano. Las manos son vendadas y se colocan los guantes posteriormente.

Uno de los aspectos más importantes en el entrenamiento "Thai" es el principio de entrenar muchísimo más que lo que en realidad se necesita para el combate. Los thai boxers pueden pelear 15 o más rounds en las sesiones de entrenamiento a diario, para preparar un combate de 5 asaltos. Esto es en suma, a saltar la cuerda, correr varios kilómetros diarios, trabajar en el saco. Normalmente, en una sesión de entrenamiento llegan a pegar 2 ó 4 veces más patadas que las que efectuarán durante su combate en el ring. Además de utilizar esta manera de entrenarse, tan profesional y realista, hay un principio que es básico y muy importante en las patadas de los "thai boxers". Los boxeadores "Thai" no recogen su patada con la idea de percutar (snap), como por ejemplo lo hace el Karate, el Tae Kwon Do, etc... al contrario, van "a través del blanco". Esto genera una fuerza increíble por la rotación completa de su cadera y el apoyo de todo el peso del cuerpo. Esta acción de ir "a través" del blanco, combinada con su estado psicológico y la rotación de la cadera con el peso del cuerpo, puede generar esa potencia "dudosa" (para algunos), que fácilmente rompe antebrazos, sacude órganos internos y deja una "inolvidable" marca en donde toca. Más bien que golpear al oponente con una serie de patadas "punzantes" de percusión (snap), la idea es golpear para "romper", al contrario y dejarlo imposibilitado para continuar. La diferencia entre un tipo de patada y otro puede asemejarse muy bien a la diferencia de un golpe de látigo con la arrolladora fuerza de un bate de "base-ball".

En otras artes marciales, como por ejemplo el Karate, el practicante debe mantener su peso corporal bien repartido sobre el pie de apoyo, de forma que las patadas percutantes puedan "retroceder" rápidamente para que la pierna no se pueda agarrar y así poner fuera de equilibrio al karateka. La extensión extrema de la cadera y la rotación del cuerpo podía ser visto como "incorrecto" por muchos estilos de Karate y Tae Kwon Do, por ejemplo... siendo corregido inmediatamente por el instructor. en contraste, los "thai boxers" van "más allá" del punto de contacto en cada golpe, sea de pierna, puño, codo o rodilla. No se preocupará de poder ser agarrados, pues si ya es prácticamente imposible defender la patada con la mano... ¿Quién puede agarrarla? Por otro lado recordemos que llevan guantes, con ellos es imposible agarrar de forma efectiva... en el caso de que se pudiera.

De igual manera como los "thai boxers" se "comprometen" tanto con esa patada circular "larga", en caso de errar el golpe, existe un período de recuperación antes de que otra técnica sea lanzada. Debido a esto, este tipo de golpes "definitivos" no son lanzados a menos que el oponente esté situado en postura o momento totalmente vulnerable. La manera de recuperarse al fallar esta patada es girar 360 grados y cubrirse inmediatamente levantando la rodilla. esta técnica puede parecer "lenta", pero personalmente sólo puedo decir que "no da tiempo" a reaccionar muchas veces para defenderse, mucho menos para salir de la distancia y entrar de nuevo. Si Ud., el lector, tiene la oportunidad de ver un combate de "Muay Thai" hágalo y se dará cuenta de que aunque existe un giro de 360 grados, es prácticamente imposible contraatacar al luchador que ha fallado el golpe. Sólo un cierto sentido de "percepción extrasensorial" nos daría el tiempo para retroceder, pero este tendría que ser... antes de que el contrario empezara a lanzar su patada.

Como hemos mencionado antes, algunas patadas, como la circular "al estilo Thai", son imposibles de bloquear completamente. Un ligero desvío o una patada "parcial" podrían ser las mejores soluciones en semejante situación. De acuerdo a "Chai", "lo mejor es no estar allí cuando viene de camino". Sabio consejo del maestro Sirisute.

Existen un número de patadas bajas, a la altura de la parte superior del muslo, que pueden ser desviadas o bloqueadas con una defensa de espinilla. Al fin y al cabo, un choque hueso contra hueso es bastante menos doloroso que un impacto el hueso contra el músculo. "Si te golpean aquí - nos comenta Chai, señalándose la parte superior del muslo, en una zona muy concreta - en unos 50 segundos se agarrotará toda la pierna. En un tiempo de unos dos minutos más tarde, no serás capaz de moverla".

Una de las mejores defensas para evadir una patada circular "al estilo Thai", (denominada "te" en tailandés), es desplazarse a 45 grados, de forma que el ataque no llegue al blanco, y posamos contraatacar con una patada baja en forma de "barrido" (pero que en realidad no lo es), denominada "patada de corte" y destinada a golpear la pierna de apoyo del atacante.

Los "thai boxers" siempre se cubren la cabeza y el cuello con los antebrazos, con el fin de mitigar la fuerza de las posibles patadas a estas zonas. Normalmente prefieren el cuello como blanco, más bien que la cabeza, pues es más fácil de alcanzar y produce menos daño en el pie en el momento de contacto. Como resultado, y para cubrir estas áreas, la postura de los boxeadores Thai en guardia llama la atención para colocar sus brazos a la altura de la cabeza.

Existe otro tipo de "fuerza" en el Muay Thai... el poder de la mente. Hay ciertos tipos de rituales, que se ejecutan en el ring, que permiten al boxeador limpiar su mente de distracciones, ayudándole a creer que la suerte está de su lado y que podrá vencer en su pelea. El ritual, que comprende rezos de rodillas, saludos, bailes, da la seguridad al luchador de que su oponente no podrá escapar de sus ataques. El nombre en tailandés para este ritual es "Wai Kru" y significa literalmente "deshacerse del miedo del corazón". Esta extrema confianza en los dos luchadores trae un situación en la cual ninguno de los dos piensa que va a ser derrotado.

Las técnicas defensivas son básicas y hasta cierto punto limitadas. el Thai Boxing no es un arte defensivo precisamente. Por el contrario, las armas ofensivas son bastantes. rodillas que atacan al cuerpo o a la cabeza, golpes de codos bien ascendentes, descendentes u horizontales. Los ataques de codo saltando y los golpes de rodillas son técnicas que se utilizan para "acabar" con el contrario. Las técnicas de puño son similares a las del Boxeo occidental e incluyen Jabs, Cross, Ganchos, Uppercuts, etc... Existe un golpe similar el "Haito" en Karate... aunque no tiene nada que ver con éste. La estrategia básica es atacar la parte baja del cuerpo hasta que se bajan las manos, entonces el luchado finta a nivel bajo y golpea arriba, en el cuello o la cabeza.

Para las personas acostumbradas al "juego limpio" occidental, el Thai Boxing pudiera parecer sucio e incluso muy violento. La verdad es que actualmente los ideales y códigos éticos de este deporte son muy estrictos, lo que hacen que los luchadores sean limpios, sinceros y altamente disciplinados. Tienen un gran respeto por sus oponentes, lo que no impide que crean firmemente en su victoria sobre él.

Para "Chai" Sirisute, el Thai Boxing no es más peligroso que cualquier otro deporte de combate... similar al boxeo, lucha o incluso el fútbol americano. Los KO no son excesivamente comunes en el Muay Thai, pero tampoco lo son en el boxeo occidental. Igualmente, hace muchos años podía haber ciertas lesiones, pero desde el año 1930, aproximadamente, se han impuesto ciertas reglas al respecto. Se utilizan coquillas, protectores bucales, guantes de Boxeo, etc...; de forma similar se cubren los tobillos con un vendaje. Indudablemente, como en el Boxeo occidental, algunos combates terminan por KO. Se denomina KO técnico cuando el luchador es incapaz de continuar. Un sistema de puntuación permite saber quién es el vencedor en combates igualados.

Los combates suelen ser cortos, con un máximo de cinco asaltos y de tres minutos de duración cada uno. Existe un juez dentro del ring que para el combate cuando uno de los peleadores no puede continuar combatiendo. aún así, el mito de la peligrosidad de este deporte continúa en nuestros días. Indudablemente, puede haber lesiones. El mismo "Chai" tiene señales de dientes en sus espinillas, pues el incidente ocurrió con el protector bucal del contrario fuera de la boca. El maestro Sirisute añade que no le importan mucho las señales de los diente... ¡Y que fue mucho más doloroso el sacar los dientes que habían quedado incrustados en el hueso de la espinilla! "Chai" mide alrededor de 1,70 metros y debe pesar sobre unos 68 kilos. Su cuerpo es musculado y posee una "habilidad especial" para transmitir su fuerza en una patada. Su velocidad pateando es increíble. Yo mismo le he servido de ayudante para demostrar en una clase cuán rápida es su patada circular. Sujetando una moneda a la altura de mi rodilla, "Chai" es capaz de cambiar su guardia de pies con un desplazamiento y golpear los "paos"... ¡antes de que a moneda soltada por mi al llegar a la cuenta de "3" toque el suelo! Como he dicho antes, el lector puede permanecer dudoso al respecto. "Chai" lo demostró varias veces delante de mí, y era yo quien sujetaba la moneda. Sobra decir que la persona que sujetaba los "thai paos" no se encontraba muy confortable. Un verdadero ejemplo de velocidad y fuerza combinada. Al acabar, "Chai" se acercó a mi y me dijo en un tono de voz bajo:"No sé quién dijo alguna vez que las patadas en Muay Thai eran lentas y sin fuerza...". Sin comentarios.

Surachai o "Chai" (como le llaman los amigos) Sirisute lleva enseñando en los EE.UU desde 1969, y es el principal responsable de mostrar al público americano la "dinamita Thai". Igualmente, "Chai" posee un alto grado en un estilo de Karate de forma que está en muy buena posición para poder juzgar al respecto. "Chai" cree que los dos artes son completamente diferentes y que cada uno tiene su lugar.

"A mi nunca me gusta decir que el Muay Thai es el arte número uno. Igualmente no quiero que mis estudiantes hablen de esta manera tampoco", nos dice "Chai". Cuando se le pregunta: ¿Qué hace a un estilo mejor que a otro?, "Chai" contesta muy enfáticamente... "Es la persona y cuán duro y fuerte entrene. Eso es todo".

Autor: JOSE Mª. FRAGUAS

Publicado: SENSEI

Deportes de contacto

Busca en éste Portal

   powered byFreefind