El Krav Maga y los ataques de armas blancas

EL KRAV MAGA Y LOS ATAQUES DE ARMAS BLANCAS

Por Ismo Ivakko

CÓMO APLICAR LAS TÉCNICAS CON SEGURIDAD

El Krav Maga se creó y desarrolló en un principio en las Fuerzas de Defensa de Israel y en varios Organismos de los servicios de seguridad, posteriormente ha sido adaptado a las necesidades civiles. Es por ello que se trabaja mucho contra ataques armados, siendo el cuchillo una de las armas más empleadas en las agresiones que se pueden sufrir en la calle. Es importante resaltar que todas las técnicas del Krav Maga han sido probadas en situaciones de la vida real y perfeccionadas de acuerdo a ello.

LA DEFENSA CONTRA UN ATAQUE DE CUCHILLO

En el entrenamiento de técnicas de defensa contra cuchillo deberán tenerse en cuenta una serie de premisas o directrices, que serán comunes a las diferentes situaciones que se puedan presentar. Como una idea común a cualquier tipo de ataque, si es posible, la confrontación deberá evitarse. Pero este principio no deberá tenerse en cuenta, obviamente, en los profesionales de la seguridad, que trabajan para defender a otras personas o bienes.

Defendiéndose contra un atacante que porta un cuchillo, siempre que sea posible es importante mantener una distancia segura. Esto obligará al atacante a tener que avanzar un espacio considerable para alcanzar su objetivo, dando al defensor de esa forma tiempo para ejecutar las acciones de defensa, o coger un objeto cercano para usarlo como arma, tales como una silla, un palo, una piedra...

Si se dispone de tiempo suficiente, hay que observar el modo en que el agresor sujeta el cuchillo, viendo de esa forma el tipo de ataque que podría efectuar, y pensar, de acuerdo con esto, las posibles técnicas de defensa. Debemos tener en consideración que la pierna es más fuerte y tiene mayor alcance que el brazo, por lo que a menudo es preferible defenderse con patadas desde la distancia adecuada para ejecutarlas, sirviendo esta distancia también de margen de seguridad.

Ya hemos cómo uno de los principios básicos de las técnicas de Krav Maga es la ejecución del contraataque de forma simultánea a la defensa, evitando de esta forma un segundo ataque. En el mismo momento en que el defensor bloquea con su antebrazo el ataque con cuchillo desde abajo, descarga un puñetazo contra la cara del atacante, que deberá golpear alguna de las partes débiles de la cara. Cuando se utiliza una defensa con la mano contra un ataque de cuchillo, el contraataque deberá ejecutarse a la máxima velocidad, y es recomendable asir la mano que sostiene el cuchillo, evitando de esa forma que el atacante la use de nuevo. La mayoría de las veces el agresor estará dispuesto a atacar una segunda vez en el caso de que falle la primera y a repetir el ataque tantas veces sea posible.

No obstante lo expuesto en el párrafo anterior, no siempre será posible la ejecución simultánea de la defensa y el contraataque, porque el atacante sea muy sorpresivo o repentino, o porque el defensor está despistado o confiado. En este caso habrá que responder únicamente con una defensa, tras la cual hay que evitar con rapidez el segundo ataque t contraatacar tan fuerte y rápido como sea posible, controlando en todo momento la mano que sujeta el cuchillo.

En un enfrentamiento contra alguien con intenciones de agredir no siempre se aprecia desde el primer momento que porta un cuchillo, y muchas veces ocultará el mismo. Muchas personas que han sobrevivido a una pelea con cuchillo cuentan que no se percataron de que su oponente usaba el arma hasta que había sido herido con ella. En ocasiones la primera sensación cuando se sufre un ataque punzante con cuchillo es igual que un golpe con el puño, y posteriormente es cuando se aprecian las consecuencias del ataque con arma blanca. Para evitar eso hay que prestar especial atención a las manos del atacante y controlar si lleva algún tipo de arma blanca, y seguidamente hay que intentar apreciar cuál puede ser la dirección del ataque.

CÓMO ACTUAR CUANDO HAS SUFRIDO UN APUÑALAMIENTO

Muchos libros de artes marciales o revistas especializadas explican y muestran las más variadas y espectaculares técnicas de defensa contra ataques de cuchillo, confiando en que éstas serán suficientes para repeler la agresión, pero ninguno explica cómo actuar cuando te clavan un cuchillo. No es extraño que, aunque estés muy bien entrenado en Krav Maga o en otro estilo de defensa personal o arte marcial, sufras un apuñalamiento.

Normalmente en un principio no notas que el cuchillo haya entrado en tu cuerpo, la sensación es como la de un puñetazo normal y el dolor puede ser el mismo. Si el atacante remueve el cuchillo, se puede ocasionar un daño y una hemorragia mayor, o si puede sacar el cuchillo de tu cuerpo intentará atacarte otra vez. Ahora el objetivo básico es evitar una lesión mayor. Hay que reaccionar rápidamente, alejándose unos metros del atacante para coger distancia de seguridad, y alejarte de la escena ó prepararte para atacar o defender de nuevamente. Nunca te rindas ni pierdas tu espíritu de lucha, la primera puñalada no es el fin. Una persona bien entrenada, incluso tras ser apuñalado una vez, puede desarrollar las técnicas de defensa y ataque. Lo importante es hacer todo lo posible para sobrevivir, sin perder el ánimo combativo.

El daño que infrinja una cuchillada puede ser mayor o menor en función de muchas circunstancias, tales como el tamaño del cuchillo, su forma, la profundidad y la zona del ataque, o la complexión del atacado. Un solo ataque fructífero, ejecutado por un experto, en alguna ocasión puede ser suficiente para causar la muerte, pero en otras ocasiones, tras sufrir varias puñaladas una persona permanece viva e incluso con fuerzas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que si tienes un cuchillo o algún elemento punzante y clavado en el cuerpo, no trates de removerlo y sacarlo sin tener en cuenta que al hacer eso se puede agravar la hemorragia interna. En ocasiones el arma clavada actúa como tapón del flujo de sangre.

CÓMO ACTÚA ANTE UN ATAQUE CON CUCHILLO EL POLICÍA QUE LLEVA UNA PISTOLA.

Si el policía es atacado por una persona que efectúa el ataque con rapidez y precisión, ya hemos visto cómo es posible que si emplea su tiempo y concentración en desenfundar la pistola, esté descuidando la defensa y puedan resultar trágicas consecuencias. En tal caso deberá emplear las manos vacías y las técnicas que ha aprendido en Krav Maga. La mayoría de los atacantes pueden desplazarse una distancia entre cuatro y seis metros antes de que el policía pueda prepararse para emplear la pistola. En algunas ocasiones los policías han sido asesinados por no saber reaccionar de forma correcta.

Está demostrado y experimentado con un atacante con un cuchillo, parado a menos de seis metros del agredido, que se lanza contra un agente de policía, y se ha comprobado que es inútil cualquier intento del policía para sacar la pistola y utilizarla. Para reaccionar de forma eficaz tiene que tener lugar la siguiente secuencia: los ojos captan el movimiento del atacante, envían la información al cerebro, el celebro procesa la información, y manda la orden a los músculos que sean precisos para el movimiento concreto. Todo esto puede llevar entre uno y tres segundos. Sin embargo, antes de que los ojos del defensor capten el movimiento, el atacante sabe lo que va hacer, y sólo necesitará emplear el tiempo en que el cerebro de la orden a los músculos para ejecutar el movimiento que supone el ataque. Como aprendizaje resaltamos que incluso aquella persona que porta un arma no debe sentirse confiada por eso, sino que deberá estar preparada para emplear las manos y pies para la defensa y/o ataque.

Hasta ahora se han explicado algunos aspectos sobre las defensas contra ataques básicos de cuchillo en movimiento, pero el trabajo con ó contra cuchillo no acaba aquí. Hay técnicas muy avanzadas de ataques con cuchillo, defensas contra dos personas armadas de cuchillo, cuchillo contra cuchillo, amenazas de cuchillo en distancia corta o tocando el cuerpo. Por otro lado, no todos los ataques con armas blancas se defienden de la misma manera, siendo necesarias algunas especificaciones cuando, por ejemplo, el ataque es con un hacha.

No obstante, algunos de los principios que hemos visto contra el cuchillo son comunes en defensas contra otro tipo de ataques. El atacante puede emplear un bate de béisbol o un palo largo. También podemos encontrarnos que somos amenazados a una distancia muy corta con una pistola o revólver. También puede ser objeto de análisis la defensa en el interior de un coche, o de un ascensor, etc.

El Krav Maga trabaja todas las situaciones que se pueden presentar en la vida diaria de una forma realita, sencilla, y directa.

Volver                                            Descargar en formato PDF