Artículos de Kaisendo, Defensa Personal Integral
 
KAISENDO
DEFENSA PERSONAL INTEGRAL
 

Remontándonos en el tiempo, cuando los boxeadores peleaban con sus manos desnudas, apenas existían reglas en los combates. Había pocas protecciones para su seguridad personal y los combates eran hasta que uno de los luchadores, quedaba fuera de combate por K.O., o abandonaba la lucha, por no poder continuar exhausto y ensangrentado.
Posteriormente el boxeo se fue transformando en un deporte, tal y como se conoce hoy día, con sus reglas de arbitraje, sus comités técnicos, que sancionan y penalizan a los boxeadores; algunas de estas reglas están para proteger la integridad física de los contendientes, y para mayor comprensión por parte del público; Lo mismo ha sucedido con otras Artes de Lucha, tales como el Judo, Karate, etc.; que siendo sus raíces Artes guerreras, creadas para defenderse contra las agresiones de los más fuertes y poderosos, se fueron transformando a lo largo del tiempo en meros deportes, donde la mayoría de sus practicantes, apenas conocen la faceta bélica, de supervivencia de estas Artes.
Hoy en día hay campeonatos, eventos, trofeos estandarizados de carácter Nacional Internacional, Mundial, Olimpiadas etc. de tal manera que un campeonato en Francia, Italia, España, es lo mismo que en USA. o Japón con reglas y normas comunes.

¿Pero estos Deportes, se pueden emplear como medio de Defensa Propia en la calle?,¿Se sienten capaces estos deportistas, de superar una situación de peligro en la calle?. Evidentemente, la mayoría dirían que sí, pero la realidad es bien distinta, la calle es un elemento muy hostil, no hay etiqueta, no hay respeto por el contrario, no se gana por puntos, la calle es dura, sangrienta, la mayoría de las veces, existen ataques con armas contundentes y reales, no hay ficción, se gana cuando somos capaces de neutralizar el ataque del agresor y de someter físicamente a éste.

Cuando hablamos de defensa personal, las patadas y puñetazos, estrangulaciones y luxaciones son consideradas elementos esenciales; por consiguiente si sólo sé práctica estas Artes como mero deporte, pierden todas ellas su valor intrínseco como Artes guerreras de Lucha, de supervivencia.

Sabemos, que estas Artes tienen su propio campo dentro de la Defensa Personal, pero por regla general no se enseña como medio de entrenamiento, pues los objetivos difieren en su concepción.
Nuestra filosofía, la del Kaisendo, es diferente, fue concebido y creado como un sistema de Defensa Personal no como un Deporte, manteniendo en su metodología este concepto de lucha, de la supervivencia del más hábil, del más guerrero; ya que se extrajo de las diferentes Artes Marciales, las principales técnicas que sirvieron de base para configurar el sistema de lucha Kaisendo.

Dentro de nuestro Sistema, como ocurre en el Ju jutsu, Karate, Judo, Aikido y otras Artes de lucha, existen técnicas que altamente entrenadas como medio de Defensa propia, son verdaderas armas, auténticamente demoledoras; Tomemos por ejemplo el Judo, un Tsuri Komi Goshi, Un Morote Seoi nage, un Sutemi (Sumi geshi), entrenados por dos Judokas en un tatami, son meras técnicas de proyecciones; el judoka sabe rodar, caer, para no lesionarse, ¿Pero que ocurriría en la calle con estas proyecciones realizadas contra el suelo, con una persona que no sabe caer?, sin duda el resultado sería más de un hueso roto.
Lo mismo podríamos hablar de una patada, de un puñetazo de Karate o Kick Boxing etc. si son practicadas en un Dojo, por dos personas conocedoras de este arte, como sistema de entrenamiento deportivo; ¿Pero sucedería lo mismo en la calle ante una persona que no conoce nada de karate?, Evidentemente la respuesta sería negativa, siendo su resultado nefasto para la persona desconocedora de algún arte de lucha.

Del Aikido, podríamos decir lo mismo, su filosofía no es lesionar, mutilar al agresor, pero si sus técnicas son empleadas como medio de defensa propia, pueden resultar altamente lesivas.

Si sucede esto con estas Artes Marciales, que en sus orígenes fueron creadas como Artes de Lucha, lo mismo sucede con el Kaisendo, con la única salvedad de que el KAISENDO no evoluciona hacia el campo de la competición, sino más bien como un sistema de lucha, de supervivencia, de Defensa propia, por tanto en sus entrenamientos, en contacto con la otra persona se hace inevitable un contacto físico, no sólo de golpes de puño y patadas, si no de medir, de pulsar, si las estrangulaciones, o las luxaciones están bien realizadas, cuando un compañero tiene que abandonar la lucha en ese momento por imposibilidad de continuar luchando.

Las estrangulaciones se entrenan hasta el punto de que a veces, hay necesidad de recuperar la conciencia al alumno, por perdida del sentido.
Las luxaciones a las articulaciones son tan dolorosas que imposibilitan materialmente, por períodos más prolongados de continuar entrenando.
En una palabra, son reales, son útiles para ser aplicadas en situaciones de extrema gravedad, en una disputa callejera, si en ello corre peligro nuestra existencia, nuestra vida.

Sabemos de casos en algunos países, que las estrangulaciones de Judo, Ju Jutsu, Kaisendo han sido empleadas por la policía como medio de detención de un sospechoso peligroso, y ante el fragor de la situación tan extremadamente peligrosa, estas técnicas fueron empleadas con tal contundencia, que causaron la muerte del detenido; por tanto no cabe la menor duda de su efectividad.

También es importante señalar, el pensamiento táctico de un Judoka, de un Karateca que consiste en la mayoría de las veces en realizar una serie de técnicas lo más perfectas posibles, con el fin de obtener un buen resultado en las competiciones, decimos que es el pensamiento táctico-deportivo; Se entrena para conseguir buenos resultados, para superar una evaluación de grados, no como medio de sobrevivir en un medio hostil como la calle; Pero no todos los Judokas o Karatecas ven en su arte un deporte, si no un sistema de autodefensa.

Nuestro pensamiento táctico, el de un Kaisendoka, está enfocado a superarnos técnicamente para afrontar situaciones estresantes, de peligro real en cualquier estadio; el kaisendoka se prepara para la lucha, para salir victorioso, de una confrontación callejera; se entrena con armas reales, cuchillos, puñales, palos, bates de béisbol, armas de fuego, todo ello para condicionar los reflejos y desarrollar un amplio abanico de habilidades, para que las técnicas sean de lo más efectivas y contundente posible.
 

ARTÍCULOS

 

Fdo. Juan J. Díaz
10º Dan KAISENDO
8º Dan Karate Jutsu
6º Dan Nihon Taiho Jutsu
5º Dan de Bu jutsu
5º Dan de Judo
5º Dan de Ju Jitsu

Cortesía de Txomeka Iturralde Escámez, Director Nacional del Departamento de Defensa Personal Integral Kaisendo.

Txomeka, nuestro colaborador junto al Coronel Sanchís y Juan José Díaz

www.kaisendo.com

Volver