Bruce Lee, los años de Oackland (3)

BRUCE LEE, LOS AÑOS DE OAKLAND (3)

OAKLAND, PRIMAVERA DE 1963

El domingo por la mañana, después de que Bruce había anunciado sus planes de expansión a James Lee, los dos hombres empezaron a planear los detalles para convertir la "Hayward California", escuela que James compartía con Al Novak, en un "Jun Fan Gung Fu Institute" (Instituto de Kung Fu de Bruce Lee): James no estaba seguro de cómo podía reaccionar Al con la idea, pero después de explicarle a Novak todos los beneficios de tal conversión, estaba seguro de que Al aceptaría la propuesta.

Después de mucho hablar, Bruce dijo a James que era el momento de marchar a Seattle de forma que el primero pudiera asistir a sus clases del lunes por la mañana en la Universidad. Cuando James vio marchar a Bruce, duramente pudo controlar la excitación que los proyectos de expansión le producían; el desarrollo de un nuevo concepto de una instrucción institucionalizada. El futuro de Bruce era ciertamente ilimitado si continuaba con su incesante esfuerzo para promocionar las verdaderas artes marciales y su filosofía real. Tan sólo el tiempo podía decir cuán grande las cosas llegarían a ser.

Según pasaba la semana, James hizo varios viajes a la escuela de Hayward. Al estaba un poco receloso al principio con la idea de ver el nombre de la escuela cambiado y el estilo modificado para acomodarse a un nuevo método con el cual él no estaba familiarizado. James aseguró a Al que podría enseñarle todo lo que Bruce le había enseñado a él tan pronto como él supiera todo lo necesario para estar totalmente cualificado para hacerlo.

Algunas semanas más tarde, James llamó a Lee al "kwoon", de Seattle, y le dijo que las pruebas del libro en el que estaban trabajando ambos podrían estar listas para el fin de semana siguiente. Bruce confirmó a James que bajaría a Oakland acompañado de su asistente Taky Kimura. Bruce y Taky llegaron allí el sábado por la mañana. Mientras que Katherine, la mujer de James, preparaba un exquisito desayuno. James enseñó a Bruce las pruebas del libro. Bruce estaba asombrado de que la impresión hubiera quedado tan bien.

James le pasó una copia a Bruce y posteriormente la analizaron desde todos los ángulos. Todo el mundo reía cuando Bruce caricaturizaba las acciones del autor. Podía preguntarse a sí mismo una cuestión, como si en realidad estuviera siendo entrevistado, y responderla con mucha seriedad. James y Taky continuaron el juego, haciéndole preguntas también.

Bruce se puso serio inmediatamente cuando vio la portada del libro, y vio: "Por Bruce Lee". Comenzó a reír con un tono de voz serio, y afirmó: "Bueno; esto me convierte en un autor, ¿No?. Repentinamente empezó a reírse como un loco, al tiempo que James y Taky hacían lo propio.

Hasta una hora muy avanzada en la madrugada, el trío estuvo en el garaje trabajando sobre variaciones de diferentes técnicas del Wing Chun, y practicando los métodos más avanzados de "Chi Sau". Bruce se sorprendió de que James se adaptara tan bien a los movimientos intrincados en los brazos de Taky, compensaba las acciones poniendo más fuerza en las técnicas. Debido a que James se había basado toda la vida en la fuerza para hacer de sus técnicas algo efectivo, le era difícil el apreciar los nuevos conceptos que Bruce y Taky le estaban enseñando sobre velocidad. Bruce le dijo a James: "La fuerza es importante, siempre que tengas tiempo para utilizarla, sin embargo la velocidad es el arma más importante de tu arsenal".

A media noche, y después de más de cuatro horas de entrenamiento continuo en el garaje, los tres hombres estaban completamente exhaustos. Taky vio que James podría ser una persona competente para representar al "Jun Fan Gung Fu Institute". Para ser un hombre de 43 años, James podía mantener la intensidad de un duro y largo entrenamiento  sin descorazonarse o agotarse, debido a la cantidad de trabajo necesario para dominar las técnicas.

Todo el domingo se pasó trabajando sobre los planes que Bruce tenía para convertir el club de Hayward en un "Jun Fan Institute". Cada aspecto de la operación, por pequeño que fuera, fue discutido en profundidad. James estaba más preocupado con los detalles pequeños, como los procedimientos de inscripción, horas de instrucción, etc. Bruce estaba más centrado en una operación grande, con actividades coordinadas entre las dos ramas; el seguro de que los instructores estarían cualificados correctamente, programas para los estudiantes, técnicas y conocimientos que los estudiantes deberían conocer para cada nivel, etc. Cosas de características similares.

Taky fue muy útil en ciertos consejos sobre la relación necesaria con los estudiantes. Debido a que él mismo había sido un estudiante en los años pasados, y había estado en contacto con ellos, conocía sus sentimientos y deseos un poco mejor.

Taky sabía que si los entrenamientos eran muy duros, podían forzar al estudiante a marcharse, si no estaba mentalmente listo para aceptarlos. A Bruce le gustaba ir directamente al entrenamiento duro y, si los estudiantes no podían soportarlo, era mala suerte para ellos. Taky sabía que este tipo de actitud no funcionaría desde un punto de vista comercial.

James se interesó en cómo repartirían los ingresos. Bruce se mostró claro al decir que quería que todo fuera al 50%. Cada "asistente de instructor" tendría su rama/escuela y después de que se pagaran todos los gastos, los beneficios se repartirían por igual. Taky intervino en varias ocasiones para esclarecer algunos puntos a James sobre aspectos de la organización. James se percató de que con su colaboración aquello podía convertirse en algo verdaderamente grande. Si Bruce seguía con su idea, pensó James, podía tener una escuela en cada ciudad grande. James sabía que si alguien podía hacer tal cosa, ése era Bruce.

Bruce regresó a Seattle esa misma noche, pero recibió una llamada de James dos semanas más tarde. James le dijo que el libro ya estaba acabado y que era muy bueno. Bruce estaba tan excitado que le dijo a James que iría inmediatamente en coche para recoger las copias personalmente.

Eran las 5:30 de la madrugada cuando Bruce entró en el garaje de James, aunque éste ya estaba vestido y listo esperando a su compañero. Mientras que James preparaba un poco de té, Bruce se sentó y examinó el libro cuidadosamente. Leyó algunas páginas varias veces, hasta que se "quedó" realmente convencido de que él mismo había escrito aquello. Finalmente, se levantó de golpe y gritó: "¡Es genial! ¡Lo hemos hecho!".

Katherine, la esposa de James, entró en la habitación y les dio sus felicitaciones. Bruce se levantó rápidamente y dio su mano a Katherine. De una forma digna y con voz de barítono dijo:"Muchas gracias señora. Es un placer y un honor ser recibido de tan distinguida manera. ¿Desea Vd. mi autógrafo?". Todo el mundo comenzó a reír, mientras que Bruce "jugaba" con la imagen de ser un autor famoso haciendo su debut literario.

James y Bruce comenzaron a hablar sobre los planes del "Hayward Jun Fan Institute". Bruce salió a su coche y trajo una carpeta. Sacó una serie de programas utilizados en su Kwoon de Seattle. Todo lo que habían discutido en la última visita estaba listo y expuesto en un formato de negocio; proporciones, lista de estudiantes e instructores, etc.

Al atardecer, ya habían analizado todos los aspectos tanto de enseñanza como filosóficos del Instituto. Había sido un día largo y altamente educativo para James. De hecho, era la primera vez que ambos hombres no habían entrenado, sino que se dedicaron a intercambiar ideas sobre diversos aspectos del arte. A la mañana siguiente, ambos hombres se encaminaron hacia el garaje para entrenar. James había dejado de ir a trabajar para quedarse allí. No hubo técnica de Wing Chun que Bruce no le enseñara. El día entero se pasó con el entrenamiento, hasta que James pudo hacer los movimientos sin pensar, como actos reflejos. James no recordaba cuándo había sido la última vez que había trabajado tan duro para conseguir ser hábil en algo.

A la mañana siguiente Bruce se levantó temprano para regresar a Seattle. Cuando se marchó, James le prometió que pondría todo su talento y corazón para realizar los planes de los que estuvieron todo el fin de semana preparando.

Bruce regresó a Seattle para concentrarse en sus exámenes finales en la Universidad de Washington. La mejor nota que podía esperar era una calificación "C". Pensaba que no sería una mala nota para el tiempo que había estado estudiando, que no había sido mucho si consideraba todas las otras cosas que había realizado durante el año escolar.

Antes de que acabaran las clases en la Universidad, Bruce llamó a su casa en Hong Kong para comunicarles su proyecto de pasar un mes de vacaciones allí. Sería la primera vez que regresaba a casa desde que llegó a los EE.UU en 1959, casi cuatro años sin ver a sus padres y amistades.

Las dos semanas finales pasaron lentamente, pero antes de que Bruce se pudiera dar cuenta, ya estaba en Hong Kong. Estaba muy complacido del hecho de tener un asistente de instructor dedicado como lo era Taky Kimura, quien podía tomar la responsabilidad de enseñar y liberarle a Lee de la preocupación de llevar su Kwoon y sus deberes de enseñanza durante sus vacaciones.

Bruce pasó casi la totalidad de la primera semana visitando antiguos amigos. Su familia estaba sorprendida con la regularidad con la que realizaba sus entrenamientos de artes marciales. Se levantaba pronto en la mañana para entrenar sus técnicas para ejercitarse corriendo y practicando las artes marciales. Su familia nunca le había visto con semejante dedicación en estas cosas. El padre de Bruce, Lee Hoi Chuen, no estaba excesivamente entusiasmado sobre los planes de su hijo de enseñar artes marciales como un medio de vida en los EE.UU. Su padre era actor muy popular en la ópera china y nunca había tomado el entrenamiento de Bruce en las artes marciales como algo serio. De hecho, nunca quiso que bruce estuviera relacionado con el estudio del Kung Fu. Hoi Chuen sabía que las artes marciales y sus practicantes son ciertamente inestables por lo que era duro que la seguridad financiera de su hijo estuviera siempre a merced de estos desequilibrios. Bruce y su padre tuvieron muchas discrepancias sobre estos aspectos, y hubo veces en que Bruce casi recoge su equipaje y regresa a Seattle. Grace Lee, la madre de Bruce, tuvo que intervenir a menudo para detener las discusiones familiares antes de que aquello se pudiera convertir en una pelea. Ella odiaba ver a su marido y a su hijo actuar de esa forma, pero conocía el hecho de que estas rivalidades habían existido desde que Bruce era un niño. Sus esfuerzos fueron el factor decisivo que hicieron a Bruce quedarse en Hong Kong y no regresar rápidamente a los EE.UU.

Una tarde, Bruce tomó prestado el automóvil de su familia y decidió visitar a su instructor en Wing Chun. Esperaba que Yip Man estuviera feliz de verle y de oír su progreso en cuanto a los planes de expansión del Wing Chun en los EE.UU. Habían pasado 5 años desde la última vez que Bruce había visto a Yip Man. Bruce y Yip pasaron muchas horas tomando té y discutiendo aspectos relacionados con su estilo. Yip fue de mucha ayuda en abrir nuevos entendimientos en Bruce sobre aspectos más específicos y menos obvios sobre el arte del Wing Chun. Bruce sabía que el estilo del Wing Chun había sido desarrollado por una monja de Shaolin llamada Ng Mui. Ella había dado nombre al sistema después de enseñar a Yim Wing Chun, una estudiante suya. Yip informó a Bruce que el estilo había pasado directamente hasta él a través de Leung Bok Chau, Wong Wah Bo, Leung Yee Tai, Leung Jan y Chan Wah Shun. Bruce anotó toda esta información en una pequeña libreta. Bruce ahora respetaba mucho más a Yip Man de lo que lo había hecho cuando era un joven. En aquélla época había mostrado muy poco respeto por su instructor, y pensaba que alguien tan viejo como Yip no podía defenderse a sí mismo. Pero cuando Yip y Bruce practicaron técnicas de Chi Sau, aquel día, el primero pudo darse cuenta de su instructor aún podía defenderse muy bien. Miles y miles de prácticas de Chi Sau quedaron grabadas en la mente de Yip Man y en sus movimientos. El podía incluso defenderse hasta con los ojos cerrados y saber qué movimientos iba a intentar hacer Bruce. Yip estaba complacido de que Bruce se hubiese convertido en un excelente joven, y al mismo tiempo se sentía orgulloso de que su estudiante continuara el entrenamiento en el arte del Wing Chun. Aquella tarde algunos de los antiguos compañeros de clase de Bruce llegaron a la escuela de Yip para su sesión de entrenamiento. Estaban tan impresionados de ver a Bruce como éste de verlos a ellos. El primero en reconocer a Bruce fue William Cheung, uno de los más avanzados estudiantes de Yip. William era de la confianza de Bruce cuando eran jóvenes y le había enseñado muchas de las maniobras básicas del Wing Chun. De hecho, en el Kwoon, William era conocido como el hermano mayor de Bruce, debido a que este último siempre seguía a William a todos los sitios. Ellos se abrazaron como si realmente hubieran sido hermanos que no se habían visto en mucho tiempo.

Por una casualidad, William estaba de vacaciones y acababa de llegar de Australia donde había empezado a enseñar Wing Chun a la edad de 18 años. Los dos amigos pasaron la mayor parte de la tarde hablando sobre artes marciales e intercambiando técnicas. Ambos se dieron cuenta de que las técnicas que Yip Man les había enseñado eran parcialmente responsables del mutuo éxito que habían tenido en estos dos países tan diferentes.

Al siguiente día, Grace Lee pensó que sería una buena idea si Bruce y Lee Hoi Chuen se sentaban e intentaban solventar sus diferencias de una forma más diplomática. Por más de una hora discutieron alguno de los planes que Bruce Lee había pensado para sí mismo. Bruce tenía una gran intensidad emocional cuando explicaba su amor por las artes marciales. En un punto de la conversación, Bruce quiso demostrar algunas de sus habilidades en las artes marciales para probar a su padre que él era realmente bueno en el arte del Kung Fu.

Se dirigieron a la parte de atrás de la casa y comenzaron a realizar técnicas de atrape en distancia corta. Aunque aquello no fue exactamente una demostración, Bruce se dio cuenta que su padre tenía sus propias razones para pensar en la forma que lo hacía. Pero Bruce estaba muy decidido; nadie le iba a decir cómo vivir su vida.

Después de 5 semanas en Hong Kong, Bruce estaba ansioso de regresar a Seattle y continuar con sus deberes de enseñanza en el Kwoon.

Un vuelo largo le dio el tiempo suficiente para evaluar lo que le había dicho su padre. Bruce creía que las artes marciales acababan de empezar en los EE.UU., aunque habían sido practicadas durante muchos años en el Oriente. Bruce estaba seguro de que se encontraba por delante de su tiempo respecto a esto, y estaba profundamente determinado a probar que tendría éxito en su nueva aventura.

Cuando Bruce regresó a su pequeño apartamento en Seattle, examinó atentamente la gran cantidad de cartas que le habían llegado. Sin pérdida de tiempo las empezó a abrir. Una de ellas inmediatamente captó su atención; el remite venía de la Armada de los EE.UU.

La abrió rápidamente y descubrió la posibilidad de ser reclutado al servicio. No necesitó mucho tiempo para darse cuenta que si era reclutado eso significaba el final inmediato de sus planes. Otra carta venía del Departamento de Inmigración de los EE.UU. Una vez abierta, descubrió que su solicitud de anulación para el reclutamiento como estudiante había sido rechazada. Después de una consideración atenta, llegó a la conclusión de que si su petición había sido revocada, no tendría posibilidad de dejar los EE.UU mientras que pudiera ser reclutado en la Armada del país.

La tercera carta que abrió era una citación del "Seattle Induction Center" para evaluar su capacidad, con fines de entrar en el ejército. Todas estas cartas pusieron a Bruce en un estado de depresión en el cual llegó a dudar de su futuro inmediato.

Durante la tercera semana de julio en 1973, Bruce recibió una llamada telefónica de James cuando se encontraba en el Kwoon en Seattle. James estuvo un poco descorazonado cuando supo que Bruce podía ser reclutado para el Ejército. Bruce quería viajar a Oakland aquel fin de semana para analizar más detalles sobre el Kwoon de Hayward e igualmente instruir en técnicas más avanzadas a James. Esto era algo de lo que James estaba orgulloso. Necesitaba algunas correcciones técnicas de carácter menor, en la segunda y tercera forma de Win Chun.

El sábado por la mañana, como había prometido Bruce, llegó al apartamento de James en Oakland. En el salón de estar, Bruce le contó a James sobre las cartas que había recibido del "Seattle Induction Center", con fecha del 5 de septiembre. Bruce sabía que James había servido en el Ejército durante la II Guerra Mundial, por consiguiente, le pidió consejo para evitar ese reclutamiento.

Bruce escuchó atentamente todo lo que James le dijo sobre cierta gente que fingía o se dañaba físicamente con el fin de evitar el reclutamiento. Le hizo una exposición de ciertas maneras y técnicas que la gente utilizaba para escaparse de ello. Las formas más radicales no parecían atraer mucho la atención de Bruce, pues algunas incluían el cortarse algunos dedos de las manos con un cuchillo o machete. Su excelente condición física, su mente ágil y cuerpo atlético era lo que la Armada de los EE.UU., querían de un posible recluta. James cambió el tema de la conversación hacia las artes marciales y Bruce sugirió que fueran a entrenar un poco en las formas del Wing Chun. En cuestión de minutos Bruce se convirtió de ser un conversador a ser un maestro. Cada vez que James podía cometer el más ligero error en la secuencia de movimientos, Bruce le detenía haciendo la corrección y haciéndole comenzar la forma otra vez desde el principio. Aquella tarde, James calculó que había realizado las tres formas unas mil veces. A la mañana siguiente, James llamó a Al Novak para preparar una cita, de forma que él y Bruce pudieran hablar del tema de convertir la escuela de Hayward en una rama del Jun Fan Institute. Cuando Al llegó, encontró a James y Bruce entrenando en el garaje. Al observó a Bruce entrenando con un Mook Jong (muñeco de madera) modificado que James había construido. Se quedó impresionado definitivamente con la fuerza y la velocidad que la que este hombre ejecutaba sus técnicas sobre aquel artilugio.

James presentó a Bruce, y los tres hombres empezaron a discutir sobre la posible expansión del Jun Fan Gung Fu Institute. Tanto Al como James decidieron escuchar la presentación de las ideas de Bruce, debido a que él era el principal personaje. James había oído muchos planes de estos previamente, pero la mayoría de estos nuevos conceptos eran nuevos para Al.

Algunas diferencias de opinión fueron solventadas al atardecer, pero Bruce sabía que Al pensaría respecto a los planes bastante antes de aceptar este compromiso. Era un poco más reservado y precavido que James frente a este tipo de cosas. En lugar de actuar como un vendedor, después de exponer todos los detalles minuciosos del plan, Bruce dijo: "Bien. Todo el mundo puede pensar sobre ello. No hay ninguna prisa".

Aquella tarde Bruce preparó su equipaje y volvió a Seattle. La primera semana de septiembre tuvo un examen físico en el centro de reclutamiento. Dio por sentado que, considerando su excelente condición física, había pocas posibilidades de que le rechazaran. Después de ese examen, se quedó atónito cuando descubrió que había sido clasificado con un 4-F, lo cual, en esencia, significaba que estaba incapacitado para el servicio militar. Los exámenes médicos determinaron que Bruce tenía el puente del pie con demasiado arco, una vista un poco defectuosa, y una condición ligeramente enfermiza. Otros posibles reclutas que estaban en verdadera carencia de condición física habían pasado sus exámenes de una forma asombrosa. Esto le pareció extraño a Bruce pero estaba muy contento de haber sido clasificado como un 4-F. Nunca había tenido muchas preocupaciones con respecto a su visión, puesto que ésta estaba corregida por gafas, y en ocasiones cuando sus problemas de sinusitis aparecían, podía usar un inhalador prescrito por el doctor. Durante la semana siguiente Bruce volvió a hacer su matrícula en la Universidad para su cuarto año. Aunque se consideraba así mismo independiente en muchas formas, no tenía la seguridad financiera que desearía tener. Algunas decisiones grandes al respecto a esto deberían ser tomadas a lo largo de este año. El mes siguiente pareció volar. Bruce pensó que sería una buena idea viajar en coche hasta Oakland a la primera oportunidad que tuviera con el fin de de preparar y realizar algunas gestiones para su segunda escuela allí. Planeó visitar a Jame durante las vacaciones de Navidad. Durante el curso de su conversación, Bruce mencionó que había encontrado una chica muy bonita con cabellos rubios y de nombre Linda Emery. Con quién últimamente solía salir. James sugirió a Bruce que trajera a Linda al área de la bahía con él. Bruce estaba seguro de que sus padres no permitirían dejar a su hija que abandonara el estado con alguien que ella acababa en encontrar. Bruce entonces decidió tomar un avión para Oakland, en donde le estaba esperando su viejo amigo Allen Joe, quien había sido el responsable de presentar a James a Bruce, para entrenar algunos años antes. De vuelta a la casa de James, la conversación rápidamente giró hacia las artes marciales. Los tres pasaron muchas horas hablando al respecto y Bruce tuvo la oportunidad de llamar a su nueva novia y dejarla saber que había llegado bien a Oakland. Como Bruce esperaba que ella estuviera ligeramente preocupada al no saber nada de él, la aseguró que todo estaba perfectamente.

Después de la llamada, Bruce le contó a James más cosas sobre Linda: "Ella es una de las pocas mujeres que he encontrado que realmente estimula mi interés", afirmó Bruce. "Es bonita, educada, cariñosa, y posee una personalidad agradable e incluso le gustan las artes marciales". James comenzó a reír. El sabía que si alguna mujer quería salir con Bruce, definitivamente le tenía que gustar el Kung Fu.

Bruce contó que encontró a Linda cuando ella esta asistiendo a una de sus clases de Kung Fu, a la cual había sido invitada por uno de sus amigos, que en realidad era un miembro del club. "¿Sabes lo que quiero ser cuando finalice el colegio? Un doctor. Eso significa algo, ¿no?". James estaba de acuerdo en que una mujer como aquélla no era fácil de encontrar. James le preguntó a Bruce si éste estaba tomando en serio su relación con aquella chica. Cuando le preguntó sobre la posibilidad de casarse con ella. Bruce respondió: "Existe una posibilidad. Nunca he salido con ninguna chica que me haya afectado de esta manera. Si nos casamos, creo que tendré que hacer mucho para convencer a su familia. No creo que estén a favor de los matrimonios mixtos. Pero no es el color de la piel o la nacionalidad lo que hace una buena relación. Es lo que una persona sienta por la otra".

Antes, durante y después de cada sesión de entrenamiento de sus vacaciones, Bruce hablaba sobre Linda. Era como si estuviera obsesionado con ella. Era algo patente para James, que su instructor había sido golpeado por el amor. James dejó claro a Bruce que si decidían a casarse y necesitaban algún tipo de guía, que no dudara en preguntarle. Debido a que Bruce nunca había comentado nada con Linda al respecto, el no sabía si podía necesitar este tipo de consejos. Era clara para James que Bruce estaba realmente excitado sobre esta relación, y conociendo la personalidad de Bruce, sabía que nada podía detenerle de conseguir lo que deseaba. Incluso una mujer.

Autor: GREGLON LEE Y SID CAMPBELL

Publicado: SENSEI

Jeet Kune Do

Busca en éste Portal

   powered byFreefind