Hanbôjutsu Kukishin ryû

Hanbôjutsu Kukishin ryû

Los guerreros japoneses, como cualquier guerrero, en el combate real dependían de sus conocimientos, valentía e ingenio. Los conocimientos le proporcionaban todos los elementos necesarios para luchar, tanto en el aspecto de las técnicas como de la estrategia. La valentía les posibilitaba que el terror o el miedo no se apoderasen de su mente y les provocase la pérdida del control necesario para utilizar todo su potencial bélico. El ingenio les ofrecía la posibilidad de desenvolverse ante incidentes totalmente inesperados. Este ingenio servía para convertir en arma cualquier utensilio que estuviese a su alcance. O incluso con un arma rota hallar con gran rapidez la forma de reconvertir en un artefacto bélico la porción a su alcance.

Los orígenes del Hanbô -según algunas fuentes- no se apartan de estas tesis. No obstante, la escuela Kukishin ryû precisa que el inventor del Hanbô fue Kuriyama Ukon, en el periodo histórico Azuchi Momoyama (1573-1602). Este guerrero, que se batía al lado del general Oda Nobunaga, en la batalla de Nagashimo (1575) iba armado con una lanza corta (Tansô) cuando, luchando contra un general enemigo, Suzuki Tango no Kami Katsuhisa, dicha lanza fue cortada por aquel temible adversario.

Kuriyama Ukon acabó venciendo a su enemigo continuando el combate con un bastón de una longitud que oscilaba entre los 90 y los 100 centímetros.

A partir de esta experiencia, la escuela Kukishin ryû incluyó el Hanbôjutsu entre sus disciplinas a partir del periodo Edo (1603-1868), ya que el referido Kuriyama Ukon fue el noveno Shihan-Ke de esta escuela. Siguiendo las diferentes líneas de la escuela Kukishin ryû, podemos encontrarla relacionada con el maestro Ueno Takashi,

 el cual transmitió sus conocimientos al maestro Kaminaga Shigemi y esteb ha reconocido al maestro Kai Kuniyuki como shihan de esta rama de la escuela Kukishin ryû y principalmente sus conocimientos están relacionados con el Hanbôjutsu y el Bôjutsu.

En un principio las técnicas de Hanbôjutsu, determinadas por este guerrero, se concretaban en golpes, pero posteriormente se complementó con técnicas de Taijutsu, con lo que se agregaron técnicas de luxación, estrangulación, etc.

Las dimensiones del Hanbô varían, pero puede definirse que su longitud oscila entre los 90 y 105 centímetros. En todo caso puede considerarse que la traducción literal de Hanbô significa "medio palo", por tanto según las dimensiones iniciales del supuesto palo o bô, al dividirlo ofrecerá una u otra longitud.

Con el Hanbô entramos en un grupo de armas que están más ligadas a las técnicas del Jujutsu o del Taijutsu; es un arma que complementa técnicas que pueden realizarse sin él, como estrangulaciones o luxaciones.

Pocas son las escuelas que realizan estrangulaciones y luxaciones empleando el BÔ y el Jo, son excepciones que confirman la regla, todo lo contrario en el caso del Hanbô, y otras armas, que abundan estas técnicas.

Con el Hanbô pueden realizarse golpes directos o estocadas (Tsuki waza), golpes indirectos (Uchi waza), bloqueos (Dome waza), estrangulaciones (Shime waza), luxaciones (Kansetsu waza), presiones, inmovilizaciones (Osae waza), etc. Técnicamente se utiliza el Hanbô con una mano o con las dos, indistintamente, según sean los requerimientos de la técnica practicada o la intencionalidad estratégica.

20 años siguiendo al maestro Kai Kuniyuki...

El maestro Kai Kuniyuki aceptó como alumno al maestro Pau-Ramon en 1985, durante estos años en diferentes ocasiones tanto en Europa como en el Japón el maestro Pau-Ramon ha podido obtener diferentes transmisiones de las técnicas tradicionales que el maestro Kai Kuniyuki ha conseguido aprender durante muchos años de práctica con grandes maestros de las artes marciales tradicionales japonesas. En el año 2003 el maestro Pau-Ramon es reconocido como delegado del maestro Kai en España, y entre sus obligaciones y deberes está la de facilitar la práctica de esas técnicas  a aquellas personas que quieran evolucionar en la tradición marcial japonesa y en la efectividad en el arte del combate. Por esto todos aquellos que quieran integrarse en un grupo de trabajo avalado y dirigido por diferentes maestros japoneses, principalmente el maestro Kai, pueden contactar con Shintaikan Budô Kyokai al Telf. 696 085 959.

*En las fotografías el maestro Kai Kuniyuki mostrando diversas técnicas con el Hanbô sobre Tajiri Yasunori, miembro del Dôjô Seibukan de Nobeoka

Autor: Pau-Ramón Planellas, delegado Nippon Budo In Seibukan. Representante del maestro Kai Kuniyuki. Imparte sus enseñanzas en el Dojo Shintaikan situado en la calle Abat Odón, 71 (08030) Barcelona, Telf. 933 454 994, móvil: 696 085 959. E-mail.

Publicado: El Budoka, Septiembre 2005

Volver