Reminiscencias del Kumiuchi en el Jujutsu tradicional

Reminiscencias del Kumiuchi en el Jujutsu tradicional

El Jujutsu tradicional tiene como antecedente el Kumiuchi o, como dice Watatani Kiyoshi1, "el Kumiuchi es la comuna vertebral del Jujutsu". El Kumiuchi, también denominado Yoroi Kumiuchi2, es la disciplina marcial utilizada por los samurais protegidos con la armadura.

Puede centrarse el origen del Kumiuchi en el periodo Kamakura, que transcurrió entre los años 1192 y 1333. Durante esta época, el Kumiuchi se convirtió en una parte indispensable de los conocimientos marciales de los guerreros.

La forma principal de iniciar el combate en este método era con la posición conocida como yotsu gumi, que consistía en agarrarse simétricamente de tal forma que se pueden controlar los brazos del adversario para evitar que el oponente pudiese sacar una arma oculta o pequeña como el yoroi doshi3. Este tipo de agarre aún se utiliza por los sumotori en los combates de sumo.

La posición del yotsu gumi podía facilitar el desequilibrio del oponente o la búsqueda del control del adversario para poder finalizar el combate con la propia daga o la del enemigo. Debe tener muy en cuenta que la armadura comporta diferentes peculiaridades, por ejemplo la dificultad de tener al alcance la mayoría de los puntos vulnerables además de obstaculizar en parte el movimiento por el propio peso de la armadura.

Aunque lógicamente también podían encontrarse ventajas: por ejemplo podía presionarse el menpo4 y provocar una sofocación con lo cual el adversario perdía gran parte de su poder de reacción. La técnica del Kumiuchi estaba basada en proyectar al enemigo; así, un guerrero con una armadura, pesada o ligera, en el suelo, era un objetivo fácil para sus adversarios. Para proyectar al samurai se aprovechaba la circunstancia de que las diferentes piezas de la armadura proporcionaban una serie de elementos que facilitaban la realización de una presa, en este caso me refiero -por ejemplo- al casco o Kabuto, que era un buen sitio para agarrar y provocar una proyección, e incluso romper el cuello utilizando el peso del casco, como escribió el maestro Kawashi Mikonosuke5 "la torsión de la pieza metálica del casco (shikoro) que cubría el hombro aumentaba la dificultad de sostener el equilibrio". Una de estas técnicas es por ejemplo la denominada en japonés hachi mawashi, que representa la capacidad de buscar y encontrar un movimiento de ataque o contraataque aprovechando el casco.

Esta demostración demuestra que las artes marciales tradicionales japonesas encuentran en muchos casos la solución o la estrategia o la táctica en el combate, sea cual sea su dificultad. No hay que olvidar que las artes marciales japonesas antiguas en general y el Jujutsu tradicional en particular, son antes que nada contundentes y efectivas, y son el fruto de combates reales, en todo caso las técnicas heredadas de las escuelas tradicionales son realmente efectivas, porque todas ellas han pasado pruebas reales y no son el resultado de elucubraciones ni hipótesis nunca comprobadas ni experimentadas como puede encontrarse en sistemas y métodos evolucionados de defensa personal.

La técnica hachi mawashi, ha sido transmitida por el maestro Mochizuki Minoru a diferentes maestros, pero en este caso me refiero a la rama técnica difundida por el maestro Roland Hernaez, principalmente en el Nihon Taijitsu, pero también en el método de Aikijujutsu que ha difundido en Occidente. Como decía, esta técnica significa literalmente "girar el casco"6, esta denominación en el momento de creación de esta técnica fue de lo más elocuente, ya que define a la perfección el concepto de la técnica. No es tan solo la transmisión de esta técnica un privilegio ofrecido por el maestro Mochizuki, y por extensión por el maestro Roland Hernaez, sino que también es un vínculo con escuelas Koryu de Jujutsu. Este concepto técnico con algunas variantes se denomina shikoro gaeshi7 o kabuto gaeshi en otras escuelas tradicionales, lo que demuestra que el Nihon Taijutsu tiene unas conexiones bastante importantes con el Jujutsu tradicional, que a la postre es un método de combate real, efectivo y contundente.

Serie Técnica

Tori: Pere Calpe, 6º Dan de Nihon Taijitsu/Jujutsu, Experto

Uke: Daniel Moreno, 3º Dan de Nihon Taijitsu/Jujutsu

Autor: Pau-Ramón Planellas, delegado Nippon Budo In Seibukan, imparte sus enseñanzas en el Dojo Shintaikan situado en la calle Abat Odón, 71 (08030) Barcelona, Telf. 933 454 994, móvil: 696 085 959. E-mail.

Publicado: El Budoka, Febrero 2004

1. Watati Kiyoshi, excelente investigador de las artes marciales tradicionales japonesas. Entre sus obras de referencia para los investigadores de las artes marciales se pueden citar: Bugei Ryuha 100 sen (1972), Kôsho Bugeisha Retsuden (1982), Nihon Kengô 100 sen (1971), Seigou ryû torite yawara nawa iai densho rui (1969); y coautor de Bugei ryuha dai jiten, junto a Yamada Tadachika.

2. El Kumiuchi se denomina Yoroi Kumiuchi o Katchu Kumiuchi, cuando se realizan las técnicas cuerpo a cuerpo protegidos con armaduras, y Suhada Kumiuchi en el caso que se realizaran estas técnicas con ropas tradicionales de calle, el Suhada Kumiuchi es el eslabón que une el Kumiuchi del campo de batalla con el jujutsu tradicional.

3. Yoroi Doshi. Daga para atravesar las armaduras.

4. Menpo es el protector de la cara en forma de mascara.

5. El maestro Kawashi Mikonosuke (1899-1969) experto en Judô, se afincó en Europa hacia la década de los treinta del siglo XX, primero en Inglaterra y posteriormente en Francia, creador de una clasificación de las técnicas de Judô, denominado método kawashi. Introductor del sistema de colores para los grados kyû. Autor de diferentes libros como "Judo, las siete kata", "Mi método de Judo", "Mi método de defensa personal", "Mi método secreto de Judo" y "Encadenamiento y contra presas".

6. Hachi mawashi significa girar el casco, ya que hachi es la pieza básica del casco en forma de cuenco, en el cual se monta las diferentes piezas de protección y ornamentación que forman el kabuto.

7. Shikoro gaeshi es una técnica dela escuela Kito ryu, más concretamente del grupo de técnicas recogidas en el CHI NO MAKI, que a su vez el maestro Kano Jigoro integró, dicho grupo, en koshiki no kata. El maestro Kano Jigoro practicó la escuela Kito ryu con el maestro Iikubo Tsunetoshi, que fue un excelente alumno de Takenaka Motonosuke, fundador de la escuela Kito ryu Takenaka Ha. Shikoro gaeshi, tal como se muestra en las demostraciones modernas del koshiki no kata, se asemeja en el concepto básico con la técnica hachi mawashi, pero difiere en la realización del kake o proyección. Según Steve Cunninghan, koshiki no kata es esencialmente el kata central de la escuela Kito ryu.

Volver