Fijando metas

FIJANDO METAS

Las clases en el congreso mundial de artes marciales para la educación comienzan con un credo: "construir verdadera confianza a través del conocimiento en la mente, la honestidad en el corazón y la fuerza en el cuerpo" estas tres cualidades nos proporcionan una confianza completa, que es la base para el autorespeto y el desarrollo del hábito de fijar metas. La gente con éxito fija metas y las consigue; los fracasados nunca llegan a intentarlo. Por un fallo en nuestros planes, iremos directamente al fracaso.

Hay gente que no se fijan metas porque están temerosos de fallar. esta gente aún no ha aprendido que el fijar metas controla directamente su destino. Casi cualquier objetivo se puede conseguir, si la persona lo afronta y cree firmemente que puede obtenerlo.

Cuando nace un niño tiene ciertas necesidades como comida, cuidados y amor. Por la mayoría del tiempo tendrá estas necesidades básicas a lo largo de su vida. Según va creciendo, sus necesidades crecen con él. Sus circunstancias le presentarán una serie de cosas diferentes por las cuales dasarrollará unos sentimientos positivos o negativos.

Aprenderá entonces el valor de un liderazgo carismático y de la obtención de ciertas metas, admirando las carreras con éxito de algunos políticos, héroes de la canción y estrellas del deporte.

No existe nada original en el concepto de fijar metas. Vivir una vida sin metas es como embarcarse sin un destino. Los individuos positivos por consiguiente obtienen felicidad al alcanzar sus metas. Si tu objetivo es ser un campeón en Tae Kwon Do serás feliz cuando llegues a ser un campeón  y al mismo tiempo serás reconocido por tus compañeros.

El mismo concepto permanece verdadero con respecto a las organizaciones. Al fijarse ciertas metas, las organizaciones consiguen el éxito en el mercado, lo cual les proporciona satisfacción, igualmente los artistas marciales que fijan ciertas metas económicas para sus gimnasios y academias pueden llegar a obtener el éxito.

No es algo deseable que otros fijen metas por ti. ¿Quién conoce lo que es mejor para tu futuro mejor que tú mismo? Fija tus propias metas y persíguelas con un esfuerzo incansable. Todos hemos nacido con un potencial de grandeza y lo que debemos hacer es mantener el objetivo claro en nuestra conciencia y seguir los cuatro pasos importantes con persistencia.

El primer paso es fijar el objetivo de una forma clara y específica. supongamos que aspiras a llegar a ser un gran líder. Tú ya posees una idea general de lo que implica un liderazgo, pero existen una serie de preguntas sin respuesta. Exactamente, ¿Qué tipo de líder quieres llegar a ser, local, nacional o mundial?, ¿Cuándo?,  ¿Cómo? Todas estas cuestiones deberán ser contestadas con el fin  de esclarecer mucho más el objetivo. Por ejemplo si tu fin es llegar a ser presidente de tu nación. Por medio de definir, esclarecer y especificar mucho más tu meta tendrás muchas más posibilidades de que se convierta en realidad.

Segundo, comprender que la meta final sólo será obtenida por la realización de una serie de submetas precedentes. Por ejemplo la ejecución de una forma con música requiere el aprendizaje de las posiciones básicas, de los movimientos fundamentales y finalmente la forma tradicional es tan solo al final cuando uno le pone música a la forma. Se debe dar un paso cada vez. Si eres un principiante en Tae Kwon Do tu meta debería al menos llegar a ser cintuón negro, primer dan. Tus submetas serían entonces el cinturón blanco, amarillo, verde, púrpura, etc., hasta la obtención del negro.

Tercero, fija una fecha en la cual desees que tu meta se haya hecho realidad. si tu meta es llegar a ser cinturón negro, cuando te inscribas en un gimnasio investiga y pregunta sobre el tiempo calculado que se necesita para alcanzar ese nivel. Entonces fija una fecha para llegar a ser cinturón negro. Las submetas vendrán dadas consecuentemente. el tiempo dará las pautas a seguir para la obtención de esa meta.

Cuarto, que tú puedas conseguir la realización de esa meta. El ayudarte a ti mismo y a otros y el obtener finalmente el grado de cinturón negro traerá admiración y respeto hacia a ti. Con esta posición de poder viene un deber de no abusar de ella y un deber de ayudar a otros a alcanzar sus metas. Una bendición nunca viene sin una responsabilidad.

Si siempre ha sido tu hábito el acabar aquello que has comenzado continua de la misma manera. Si en tu caso particular es todo lo contrario empieza a fijar metas para ti mismo desde hoy día. No dejes que el azar de la vida controle tu destino. Visualiza una meta, cree en ella, fija un tiempo y una serie de submetas y perserva hasta que consigas tu objetivo.

 

Autor: JHOON RHEE

Publicado: SENSEI

Filosofía

Busca en éste Portal

   powered byFreefind