HISTORIA DE HO JUTSU DO
HISTORIA DE HO JUTSU DO
Autor: Alex A. Sánchez, Sempai
 
 
Si la misma brisa pasa
Sobre los pinos de la montaña
Sobre los robles en el valle;
¿Por qué dan un sonido diferente?
 
Ningún pensamiento, ninguna reflexión,
Perfecta vacuidad;
Sin embargo dentro algo se mueve,
Siguiendo su propio curso.
   
 
Introducción
 
El arte, no es un ornamento, sino un trabajo de iluminación. Trasciende tanto el tiempo como el espacio. Ha sido un maravilloso proceso, como el ciclo que envuelve a una semilla, atravesando por muchas y duras tormentas, en medio de un seco pastizal, hasta que se convierte en una bella y hermosa flor, perfecta en su naturaleza.
 
El nacimiento de Ho Jutsu Dojo, para renacer las antiguas energías de la tradición, puras y divinas, gracias al apoyo de Dios y Los Maestros, quienes día a día acompañan nuestro andar.
 
Este escrito contiene el sagrado conocimiento de la fundación, a través del tiempo, de nuestra escuela, nuestro Dojo, nuestro Clan, nuestra familia de seres humanos, guiados en la senda del guerrero Shinobi con miras hacia la perfección, mas allá de la eternidad y la ascensión para algunos. Esta misión me fue encomendada sagradamente por Mi Señor Shidoshi, Juan Carlos Alarcón, para detallar lo que será nuestra reseña como escuela. La información se rescató desde muchas fuentes, para lo que se necesito horas de conversación, un viaje tras otro para recopilar la información. Para mi es un honor y una gran responsabilidad escribir esta información. Damos gracias a Dios y los Maestros por su guía y dirección en todo.
 
Estimado lector, escucha con los oídos de tu corazón estas palabras, que son fuente de mucha energía, esfuerzo y entrega que con el tiempo se ha ido demostrado. En un mundo turbulento, no es fácil construir, o más bien decir, renacer el camino y las esencias de la tradición del Nindo, con miras a buscar personas merecedoras de este sagrado conocimiento divino, y encaminarlas desde la perfección, hacia la eternidad.
 
Reseña
 
1995 Enero.
Año en que se inician las actividades para el comienzo de clases particulares por Sensei Juan Carlos bajo la tutela de Shidoshi Nakamura. El desarrollo marcial y la maestría demostraban que ya era tiempo, por lo que Shidoshi Nakamura, al presenciar que la misión había sido llevada a cabo, regreso a su país natal, en donde pudo concluir su misión, para descansar.
 
1995 Febrero.
Durante este período se realiza una preparación para llevar a cabo una exhibición de defensa personal en la que se realizaría en el Complejo Turístico Chocalán a solicitud del encargado del Departamento de Deportes de la Ilustre Municipalidad de Melipilla, Sr. Marcos Ramírez. Dicha exhibición es realizada demostrando ante los asistentes un nivel de enseñanza marcial nunca antes presenciado.
 
1995
Creación de la escuela de defensa personal Ho Jutsu Dojo bajo la autorización de Shidoshi Nakamura, antes de su partida, en la tradición marcial del Nindo.
 
1995
La enseñanza del Nindo se extendió también en la Casa de la Juventud, en donde Sensei Juan Carlos era Director Administrativo. Esto lo llevo a dar clases bajo los programas de prevención del Gobierno Regional a jóvenes con peligro social. Además se dictan clases de Defensa Personal tanto en el Liceo Politécnico de la comuna de Isla de Maipo como en el Liceo Politécnico de la comuna de Melipilla en los talleres A.C.L.E.
 
1996
A finales de este año, Sensei Juan Carlos hace ingreso al Ejército de Chile, Unidades del Comando de Ingenieros de Montaña. Durante este tiempo Sensei, como funcionario, comienza a dictar clases para la Unidad de Fuerzas Especiales de la División durante 2 años. Junto a esto se llevan a cabo continuamente las clases a su escuela ubicada en la ciudad de Melipilla.
 
1999
En este año Sensei Juan Carlos retorna del Ejército en forma definitiva, en la que retoma en forma permanente las clases de la Ho Jutsu Dojo. Durante este período Sensei toma una carrera profesional aparte de los entrenamientos para su desarrollo individual. En este año, además se llevaron a cabo importantes exhibiciones de artes marciales Nindo. Como cita se menciona la exhibición realizada en el Liceo Hermanos Soto Mayor Baeza ante más de 800 personas presentes. Esta presentación fue un éxito rotundo. Además, este año Sensei Juan Carlos junto al Maestro Chiang realizan un seminario de artes marciales y de Defensa Personal, para los alumnos de ambas escuelas. Esta actividad se llevó a cabo en la localidad de Isla Negra, Cuna del respetado Poeta Pablo Neruda.
 
2002
En este año Sensei se ve enfrentado a problemas de salud que lo obligan a suspender sus clases por un período, debido a que era necesario dedicase a su recuperación, por lo que se necesitaba descanso y dedicación.
 
2003
Se reinicia el arte, las clases, reviviendo la tradición del guerrero en forma definitiva. Durante este tiempo se comienzan a dictar clases en distintos gimnasios. Por algunos motivos y razones de ambientación, Sensei decide realizar las clases en lugares mas privados, seguros. De esta forma se estaría logrando un mayor desarrollo y un buen nivel en los discípulos.
 
2006
En este periodo, y presente es en donde la escuela ha tenido mayor participación, y dedicación publica para demostrar las enseñanzas del Nindo. Muchos lo están conociendo, llegando más personas, jóvenes en busca de la perfección, ingresando a la escuela para aprender y ser parte de nuestra escuela.
 
Se están planificando actividades para realizar exhibiciones del arte a instituciones educacionales y públicas.
 
Una de las actividades trascendentales llevadas a cabo durante este período fue la realización de un seminario de artes marciales y de defensa personal realizada durante el mes de Octubre de este año, en la zona de Ovalle, junto al Maestro Chiang, quien reside en aquel lugar. El seminario consistió en la práctica marcial por parte de ambas escuelas. Además, se llevaron a cabo clases enteras y completas de la meditación en zen como en acción. Esto fue trascendente para el desarrollo interno de la tradición marcial de Ho Jutsu Dojo. Se practicaron ejercicios y katas, en las cuales estas influyen mucho en el desarrollo interno, en la forma en que el guerrero absorbe y recoge la energía, la canaliza para después proyectarla. Durante el seminario se llevó a cabo mucha enseñanza filosófica de las artes y la tradición. Fue un enriquecedor trabajo realizado por ambas escuelas.
 
En este año Dios muestra un gran camino para la tradición seguida por nosotros. Ya que se hace el lanzamiento del sistema creado por Sensei Juan Carlos durante años el que tendrá el mismo nombre de la escuela en honor a su maestro, Shidoshi Nakamura. Además se crean lazos de amistad y alianzas con distintas organizaciones respetables de artes marciales como son la Jun Fan Street Defensa Evolution (Chile), la International Bukeiko-Ryu Karate Organization (Brasil), la International Gojitsu-Ryu Karate Organization (Portugal), además de la Asociación Mexicana de Defensa Personal K-Evolución, aparte de esto Sensei Juan Carlos es nombrado miembro de la Asociación de Instructores de Combate Cóndor (Argentina).
 
Conclusión
 
La energía sigue al pensamiento, sigue a la mente, como el cuerpo a la mente. No es una emoción. No en una decisión. Es una estrella. Se nace bajo ella, y se sigue la dirección que la luz indica seguir.
 
La iluminación nos muestra enseña que día a día la luz misma se hace presente, es como el día en el que el sol sale por la mañana, sin tener una visión plena de nuestro alrededor, hasta que el día aclara cada vez mas y mas, hasta que el día queda firmemente establecido, y las cosas quedan desnudas ante nuestros ojos.
 
La tradición es fiel. Nosotros no fusionamos con ella. El arte es el instrumento a seguir para alcanzar la iluminación.
 
En lo que respecta a mi, es mi modo de vivir. Yo la amo. Poseo hacia ella un afecto profundo y un gran respeto, debido a que como padre, esposo, hijo, estudiante y aprendiz, todo lo he aprendido de ellas.
 
Al meditar lo puedo contemplar, un punto de luz que renace dentro de mi espíritu, hasta que aja hacia el centro, su propia fuente, hasta que se hace infinita y cubre todo mi ser.
 
Nuestra enseñanza en Ho Jutsu Dojo se extiende mas allá de los límites de la conciencia humana, dirigida por los principios de la tradición. El mundo en el que me rodea, es poco lo que sabe de mí. Pero si es mucho el daño que a veces puede hacer. Pero mientras más perseguidos somos, mas cerca estamos de la tradición, de la enseñanza, de las clases, de la práctica, de la técnica, del kata, de la katana y el ninjato, del puño y la patada, del arco y la shuriken. Nuestro aferro es la tradición. Su guía es nuestro Sensei, nuestro Shidoshi. Respetamos profundamente, y atesoramos para sí profundamente nuestro caudal de tesoro. No cualquiera es merecedor de ello, por lo que lo protegemos con nuestras propias vidas.
 
Estamos muy agradecidos a la guía del Padre en los Cielos, y a Los Maestros, que sirven a su propósito. Espero sinceramente nos guíen en el proceso de iluminación como hasta este momento.
 
"El Hombre tiene el tamaño de aquello a lo que se atreve hacer." Es por ello que confiamos en la energía divina dentro de nosotros, purificada todo el tiempo con la enseñanza de la tradición. La luz que esta dentro de mí, y de nosotros, nos hará mejores seres encaminados en una búsqueda de perfeccionamiento hacia lo mejor, hacia lo que es puro y verdadero, hacia lo absoluto, siendo como la vela, nuestro propio combustible, consumiéndome a mí mismo.
 
Es mi sentir y mi espera, que este sea todo el pensar de los verdaderos artistas marciales que se encuentren en todo el universo, como el mejor pensamiento e intención el cual tener a cada segundo como voluntad para lograr todas las cosas. El que encuentra el vacío en estas cosas, encuentra la totalidad y lo absoluto, y esta lleno de la energía del universo, y del amor en todas las cosas.
 
Me es un placer y un honor concluir esta misión describiendo el descanso espiritual que nuestra escuela ofrece a todos aquellos en el mundo que poseen un espíritu de guerrero, con miras a la búsqueda individual del perfeccionamiento.
 
La labor de realizar esta reseña fue demasiado importante. Fue un trabajo en el que se dedico mucho esfuerzo y sacrificio para recopilar toda la información necesaria desde muchas entidades y personas, con un propósito y fin: detallar lo que fue el renacimiento de la tradición bajo la creación de Ho Jutsu Dojo, La Escuela del Pequeño Guerrero.
 
Sea de mi más grato placer y honor el dedicar mi vida a las artes marciales y mi dedicación a contribuir por el crecimiento espiritual, filosófico y marcial de nuestra escuela y tradición.
 
"El arte es una expresión de la vida, y trasciende tanto al tiempo como al espacio. El arte viene, como un movimiento, a través de nuestra alma, y a través de nuestra alma le damos una forma y significado a la naturaleza del mundo".
 
 
Un saludo con afecto profundo
 
Alex A. Sánchez, Sempai

Volver

Siguiente